15/08/2022

1934 | Caramelos Paco, una tienda muy dulce.

News Gourmet | Teaching Gourmet | Madrid Antiguo | Madrid
5/5 - (1 voto)

1934 | Caramelos Paco, una tienda muy dulce.

Caramelos Paco comenzó siendo un pequeño establecimiento de comestibles. Fundado por Francisco Moreno Redondo en 1934, en el número 55 de la calle Toledo, en La Latina.

En la actualidad el negocio sigue regentado por Francisco Moreno Herguido, la tercera generación de Pacos.

En el año 1936 el negocio pasa a especializarse en la venta de caramelos y bombones. Hacía sus elaboraciones en la trastienda y se convirtió en el primer comercio en la capital que se dedicaba exclusivamente a estos productos.

El negocio se amplía con la pequeña sastrería colindante y Francisco Moreno comienza a hacer publicidad a la tienda.

Consistía en irse a las afueras de Madrid acompañado por su hijo. Con una lata llena de alquitrán y una brocha pintaba en las rocas situadas al borde de la carretera el nombre de la tienda: “Caramelos Paco”.

El secreto de su éxito fue el gran surtido de la tienda, su especialización y evolución y cómo no, su hipnótico escaparate lleno de dulces de colores, capaz de asombrar a niños y mayores.

Tanto su interior como su exterior siguen decorados de golosinas.

Un sueño hecho realidad. Un paraíso del dulce.

News Gourmet | TeachingGourmet | Madrid Antiguo | Madrid
Exterior Caramelos Paco. Madriddiario.es
News Gourmet | TeachingGourmet | Madrid Antiguo | Madrid |
Interior Caramelos Paco. Madriddiario.es

Artículos relacionados

7 comentarios

Ana 30/05/2022 at 19:51

Pues sí que debe ser un paraíso para los golosos. Parece una tienda sacada de un cuento, como la casita de chocolate. Seguro que muchos niños se paran en el escaparate.

Respuesta
Verónica Marina 01/06/2022 at 09:44

Niños y adultos, es imposible no mirarlo.

Respuesta
victor 31/05/2022 at 09:23

No sé si da más placer probar los caramelos o pasar horas (como hacía yo de niño) pegado a la luna del escaparate, salivando a la vista de tanta golosina. En cualquier caso, todo un clásico del comercio madrileño. Esperemos que no se pierdan estas tiendas. Gracias Verónica por este aporte

Respuesta
Gonzalo 31/05/2022 at 10:22

Ese escaparate está grabado en mi retina de niño. Era bajar del autobús y pasar por delante de un escaparate lleno de 1000 colores sin que me compraran nada. Ese escaparate si que es el fantástico mundo de la fantasía.

Respuesta
Raúl 31/05/2022 at 16:06

Maravilloso que perdure a través del tiempo una tienda con solera, dedicada al placer tan sencillo como es un caramelo. En este caso, historia viva del siglo XX

Respuesta
Verónica Marina 01/06/2022 at 09:43

Son tiendas que deberían permanecer siempre. Gracias Raúl.

Respuesta
Verónica Marina 01/06/2022 at 09:41

Para los niños era el paraíso.

Respuesta

Deja un comentario