«¡La Receta de Totopos Caseros que Cambiará tus Reuniones! Delicioso Picoteo con Nachos Hechos en Casa»

Te contamos cómo hacer totopos (nachos caseros) con tortillas de trigo para picoteos informales y para compartir en tus mesas de invitados.

Los totopos y los nachos son básicamente lo mismo, solo que a veces se les llama de diferentes formas dependiendo de la región o el contexto cultural. En México, a menudo se les llama «totopos», mientras que en otros lugares, especialmente en Estados Unidos y algunos otros países, se les conoce más comúnmente como «nachos». Ambos términos se refieren a trozos de tortilla de maíz fritos o horneados que se sirven como aperitivo, generalmente acompañados de salsas, guacamole, queso fundido u otros aderezos.

En la receta original, los totopos o nachos caseros se elaboran con tortilla de maíz, así que si puedes encontrarlas debes usarlas, pero en caso contrario usa las tortillas de trigo que son mucho más fáciles de encontrar en el mercado.

Para hacer estos deliciosos nachos caseros necesitarás los siguientes ingredientes:
– Tortillas de maíz mexicanas (receta aquí), pero si no las encuentras puedes usar las de trigo que son más habituales en el mercado.
– Aceite vegetal suave, por ejemplo de girasol.
– Sal fina.

Te recomedamos  "Reinventa tu Ensalada con este Exquisito Tartar de Tomate y Aguacate: Receta Fácil y Ligera"

Elaboración de los totopos o nachos caseros:
1. Comienza cortando las tortillas en triángulos pequeños. Pueden ser del tamaño que desees, pero recuerda que los medianitos son más fáciles de comer.
2. A continuación, calienta una sartén grande con un poquito de aceite. No necesitas mucho, solo lo suficiente para cubrir el fondo.
3. Cuando el aceite esté caliente, coloca los triángulos de tortilla poco a poco, sin amontonar. De esta forma, se freirán bien y quedarán crujientes.
4. Deja que los triángulos se doren por ambos lados. Es importante estar pendiente para evitar que se quemen fácilmente.
5. Una vez que estén bien doraditos y crujientes, retíralos de la sartén y colócalos en un plato con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.
6. ¡Y ya tienes tus nachos caseros listos para llevar a la mesa!

Cómo servir los totopos o nachos caseros:
Ahora, hablemos de los usos de estos nachos caseros más allá de los clásicos nachos con guacamole. Claro, esa combinación es como el matrimonio perfecto, pero hay muchas otras formas de disfrutarlos.

Te recomedamos  "¡Electrizante Tarta Margarita Sin Horno! Convierte Tu Postre en un Vibrante Cóctel de Verano"

Una opción es añadir una buena capa de frijoles refritos encima de los totopos. Luego, agrega un poco de queso rallado y mételos al horno hasta que el queso se derrita.

Otra idea es hacer una salsa bien picante y usar los totopos como cucharita para disfrutarla. Puedes hacer una salsa de tomate sencilla y aderezarla con cayena en polvo o chile.

Además, puedes probarlos para acompañar tus sopas, cremas y guisos. En lugar de pan, ¿por qué no utilizar totopos? Le darán un toque mexicano a cualquier plato.

Y, ¿qué tal unos nachos caseros dulces? Sí, sí, como lo oyes. Puedes hacer una mezcla de azúcar y canela y espolvorearla sobre los totopos recién salidos del aceite. O incluso puedes hacer una especie de nachos dulces con frutas frescas y un poco de miel por encima.

Los totopos son como el lienzo en blanco de la cocina mexicana. Puedes hacer con ellos lo que desees y siempre van a quedar deliciosos. Así que la próxima vez que te encuentres con un paquete de tortillas en la cocina, ¡ya sabes qué hacer!

Deja un comentario