«El sorprendente poder del tupinambo: Descubre sus bondades y datos curiosos en esta deliciosa aventura gastronómica»

En la última emisión de Gastrolab, el equipo se adentró en una deliciosa aventura gastronómica para descubrir el sorprendente poder del tupinambo. Este tubérculo, también conocido como alcachofilla o topinambur, es originario de América del Norte y es de la misma familia que la alcachofa y el girasol. Además de ser un ingrediente exótico y original en la cocina, el tupinambo tiene numerosos beneficios para la salud.

Este tubérculo es rico en inulina, una fibra soluble que se utiliza para tratar trastornos digestivos y enfermedades metabólicas como la diabetes. Además, la inulina también ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que disminuye el nivel de colesterol en la sangre. El tupinambo también es una fuente de hierro, potasio y calcio, por lo que es beneficioso para la salud ósea y la producción de glóbulos rojos.

Pero no solo es bueno para la salud, también tiene una serie de datos curiosos que lo hacen aún más interesante. Por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la escasez de alimentos era común, muchos europeos recurrieron al tupinambo como una alternativa a la patata. De hecho, este tubérculo fue clave en la alimentación de Francia durante la guerra.

Te recomedamos  "Revelado el Secreto de los Ingredientes: Mercadona, Carrefour y Lidl bajo la Lupa"

Para conocer más sobre el tupinambo, los presentadores de Gastrolab visitaron un restaurante italiano con guiños mediterráneos que ha incluido este tubérculo en su menú. Lo han usado en diferentes platos, desde ensaladas hasta platos principales, pero destacó una hamburguesa con un toque especial. La hamburguesa fue elaborada con carne picada, queso mozzarella, rúcula fresca y, por supuesto, tupinambo. El tubérculo es cocido y triturado hasta formar una crema suave y sabrosa.

Para preparar la hamburguesa en casa, solo se necesitan algunos ingredientes clave como carne picada (de res o de cerdo), queso mozzarella, rúcula fresca, y, por supuesto, tupinambo. Primero se debe cocinar el tupinambo en una olla con agua durante 10-15 minutos hasta que esté tierno. Una vez cocido, se mezcla bien con una batidora o procesador de alimentos para crear una crema suave y consistente. La carne picada se sazona y se mezcla hasta formar unas hamburguesas y se fríen en una sartén a fuego medio. Para armar la hamburguesa, se coloca sobre un pan y se agrega la crema de tupinambo, queso mozzarella y rúcula fresca.

Te recomedamos  "MasterChef Celebrity: ¡Sorpresivo ingrediente! Descubre el exótico Recado Negro en el Reto Cibernético"

Con este tubérculo con tantos beneficios y propiedades, no hay razones para no incluirlo en nuestras recetas. Así que anímate a explorar nuevas posibilidades en la cocina y a descubrir la versatilidad del tupinambo.

Deja un comentario