«Descubre todos los secretos de la Passata Italiana: la esencia que trasciende pizzas y pastas»

Te contamos qué es la passata italiana, un puré de tomate facilísimo de preparar y que es la base de muchos platos más allá de las pizzas y las pastas.

Esta salsa passata es ligera y fresca, no usamos aceite para prepararla, solo concentramos el tomate fresco hasta que pierda líquido y añadiendo únicamente un poco de sal.

La passata italiana es mucho más que una salsa de tomate, es un ingrediente fundamental en la cocina italiana, especialmente en recetas como salsas de tomate, sopas, estofados y otros platos que requieren una base de tomate concentrada y suave. Es esencialmente una especie de puré de tomate que se utiliza para dar sabor y cuerpo a una amplia variedad de platos.

La passata se elabora principalmente a partir de tomates frescos, aunque también se pueden encontrar variantes que utilizan tomates triturados enlatados o envasados. Prepararla en casa es una forma excelente de garantizar su frescura y calidad, y además es bastante sencillo.

Aquí te presentamos la receta paso a paso para hacer passata italiana en casa:

Ingredientes de la salsa passata italiana:
– Tomates frescos maduros (preferiblemente variedades como San Marzano o Roma, pero en el mercado español puedes usar tomates de pera)
– Sal (opcional)
– Azúcar (opcional)
– Un pasapurés o colador fino para tamizar la passata, una cazuela grande antiadherente y un cucharón de palo

Te recomedamos  "Sorprende a todos con la receta más rápida: Deliciosa quesadilla de aguacate con tortilla de trigo"

Elaboración de la salsa passata italiana:

1. Selecciona los tomates: Escoge tomates maduros y frescos. Las variedades Roma o San Marzano son excelentes opciones debido a su contenido de pulpa y baja acidez.
2. Lava los tomates: Lava bien los tomates para eliminar cualquier suciedad o residuo.
3. Retira los tallos y pela los tomates: Corta los tallos de los tomates y retira cualquier parte dañada o magullada. Pélalos si quieres que la passata resulte más fina.
4. Pica los tomates: Corta los tomates en trozos grandes y agrégalos a un procesador de alimentos o batidora. Tritura los tomates hasta obtener un puré suave y homogéneo. Si lo deseas, puedes agregar un poco de sal para realzar el sabor, aunque esto es opcional y depende de tus preferencias personales. Si el tomate es muy ácido puedes añadir un poco de azúcar.
5. Método abreviado: Todos los pasos anteriores los puedes evitar si usas un buen tomate triturado en conserva.
6. Cocina la passata: Lleva la olla a fuego medio y cocina la pasta de tomate, removiendo a menudo, hasta que se reduzca y adquiera una consistencia más espesa. Esto puede llevar alrededor de 30 minutos, dependiendo del nivel de líquido en los tomates.
7. Cuela la passata: Pasa el puré de tomate ya reducido por un pasapurés o por un colador fino. Hay que dejar atrás las semillas y la piel, si no has pelado los tomates.

Te recomedamos  "Impresionante Oferta: El Aceite de Oliva de Lidl, Premiado Como el Mejor del Mundo, Ahora Solo por 5 €"

La passata italiana se puede utilizar de diferentes formas en la cocina. Algunas de las más comunes son:

– Salsas de tomate: La passata sirve como base para muchas salsas de tomate italianas, desde la clásica salsa marinara hasta la salsa boloñesa.
– Sopas y estofados: Agregar passata a sopas y estofados proporciona un rico sabor a tomate y ayuda a espesar el caldo.
– Pizzas y focaccias: Se puede usar como salsa base en pizzas caseras o focaccias para darles un sabor fresco y auténtico.
– Rellenos y guisos: En platos como lasañas, rellenos de pasta o guisos de carne, la passata agrega profundidad de sabor y un toque de acidez equilibrada.

Para obtener una passata de calidad, es fundamental seguir algunos consejos:

– Tomates frescos y maduros: Escoge tomates maduros y frescos de alta calidad, preferiblemente variedades como San Marzano o Roma, ya que tienen un alto contenido de pulpa y menos líquido.
– Salud y limpieza: Lava bien los tomates antes de usarlos y asegúrate de eliminar cualquier parte dañada o magullada.
– Procesamiento adecuado: Utiliza un procesador de alimentos o licuadora para obtener un puré suave y homogéneo, y cuela la mezcla para eliminar las semillas y la piel.
– Cocción cuidadosa: Cocina la passata a fuego medio, removiendo ocasionalmente, hasta que se reduzca ligeramente y adquiera una consistencia más espesa. Esto ayudará a concentrar los sabores y obtener una passata más sabrosa.

Te recomedamos  "Descubre la cerveza más exquisita de España: ¡Es catalana y está en tu supermercado más cercano!"

Siguiendo estos consejos y utilizando ingredientes frescos y de alta calidad, podrás preparar una deliciosa passata casera que elevará el sabor de tus platos italianos favoritos. Recuerda que la passata es un ingrediente muy versátil que se puede utilizar en numerosas recetas. ¡Disfruta de la auténtica cocina italiana en casa!

Deja un comentario