«¡Descubre los sabores de Cuba con esta Deliciosa y Versátil Crema de Avena Cubana: Postre o Desayuno, ¡Tú Eliges!»

La crema de avena cubana es una deliciosa opción para disfrutar como desayuno o postre en cualquier momento del día. Con una textura suave y cremosa, esta receta tradicional de la cocina latinoamericana es fácil de preparar y muy versátil.

Para hacer la crema de avena cubana para 4 personas, necesitarás 100 gramos de copos de avena (puede ser avena integral), 800 mililitros de leche, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1 palo de canela, y opcionalmente 2-4 clavos de olor y cáscara de naranja o limón para dar sabor adicional.

Para empezar, coloca la leche en una olla grande a fuego medio y añade la avena en copos, el palo de canela y los clavos de olor. Si decides utilizar la cáscara de naranja o limón, agrégala ahora para darle un toque aromático. Remueve la mezcla y permite que hierva a fuego medio-bajo, cocinando hasta que la avena esté suave y tenga una consistencia cremosa durante aproximadamente 15-20 minutos.

Una vez cocida la avena, retira el palo de canela, los clavos de olor y la cáscara de naranja o limón si los has utilizado. Sirve la crema de avena caliente en tazones individuales para disfrutarla tibia o déjala enfriar en la nevera si prefieres servirla fría. Puedes acompañarla con frutas frescas como fresas, arándanos o plátano para darle un toque extra de sabor y frescor.

Te recomedamos  "Despierta tus Mañanas con este Delicioso Parfait de Chía: Saludable, Rápido y con solo 5 Ingredientes"

Si deseas darle un giro a la receta, puedes agregar frutas frescas cortadas en trozos pequeños como plátano, fresas, mango o manzanas justo antes de servir la avena. Otra opción es mezclar leche de coco con la leche de vaca para un sabor más exótico y cremoso. También puedes experimentar con especias como canela molida, nuez moscada o jengibre en polvo para darle un toque aromático y especiado.

Si te sobra crema de avena cubana, puedes hacer batidos añadiendo frutas frescas o congeladas y un poco de leche, hacer tortitas o crepes agregando un huevo a la masa, o usarla como base para preparar un pudín de chía dejando reposar la mezcla con semillas de chía en el refrigerador durante la noche.

Disfruta de esta deliciosa y nutritiva crema de avena cubana como desayuno, postre o snack, y experimenta con diferentes ingredientes y presentaciones para darle tu toque personal. Una receta tradicional con un toque moderno para sorprender a tus seres queridos y disfrutar de un momento dulce y reconfortante. ¡Buen provecho!

Deja un comentario