15/08/2022

26 | EL ALMA DE LA CIUDAD & TAVERA GARNACHA 2015

Valora este post

EL ALMA DE LA CIUDAD & TAVERA GARNACHA 2015

Qué libro me bebo | Armonía 26

 

Buenos días mis queridos lectores:

Hoy les traigo una armonía con sabor a Toledo, tanto por el desarrollo de la novela que les traigo como por el vino que nos va a acompañar en este viaje.

El alma de la ciudad es la novela que ha llevado a su autor, Jesús Sánchez Adalid, a alzarse con el Premio de Novela Fernando Lara de la editorial Planeta en 2007.

El autor, extremeño nacido en 1962, se licenció en derecho por la Universidad de Extremadura y realizó los cursos de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Ejerció como juez durante dos años, tras los cuales estudió Filosofía y Teología. Además, es licenciado en derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca y es colaborador habitual en RNE.

Gracias al apasionante tratamiento de sus personajes y a los periplos que emprenden en busca de su verdad interior, ha conectado con un amplísimo público que ha convertido en seguidor incondicional de su obra. Sus obras más conocidas son: La luz de Oriente, El mozárabe, Félix de Lusitania, La tierra sin mal, El cautivo, La sublime puerta y En compañía del sol.

 En plena Edad Media, la Reconquista avanza, a pesar de la fuerza del imperio almohade. El rey Alfonso VIII funda la populosa ciudad de Ambrosía, donde su primer obispo se entregar a erigir el orden más excelso, con una visión guerrera y a la vez mística del mundo. El joven Blasco Jiménez, la mano derecha del prelado, se enfrentará a un dilema: la fidelidad al espíritu de la ciudad recién fundada o su propia libertad.

Después de su paso por la escuela de Toledo, Blasco descubrirá en Coria la luminosa explicación a los apasionantes sucesos de su vida.

Les invito a visitar Toledo y Coria. De esta localidad extremeña y en homenaje al autor les quiero dar a conocer el maravilloso Castillo que posee.

Empecemos por Coria y su castillo:

El castillo de Coria data del siglo XV, y lo mandó construir el marqués de Coria García Álvarez de Toledo y Gutiérrez de Solís, Gran Maestre de Alcántara, título que recibió de Enrique VI. Lo edificó el arquitecto Juan Carrera. Coria y su castillo siguieron la corriente de las Comunidades de Castilla y, cuando se inició la Guerra de la Independencia portuguesa, fue sitiada por el ejército lusitano, aunque sin resultado positivo.

Durante la Guerra de Sucesión Española, motivada por la falta de sucesión al trono tras la muerte de Carlos II en la que una parte defendía los derechos del Archiduque de Austria y la otra a los de Felipe de Anjou, rey después con el nombre de Felipe V, Coria fue ocupada por el General portugués, Marqués de las Minas, y en el verano de 1809 el Mariscal francés Soult Duque de Dalmacia, se apoderó de la ciudad en donde permaneció más de dos meses.

El señorío de la ciudad estuvo a cargo de los Duques de Alba hasta finales del siglo XIX.

El Castillo de Coria, de típica fisonomía cristiano-medieval, tiene forma de pentágono irregular y contaba con cinco pisos y una gran terraza que lo hacía inexpugnable. Pese a su aspecto militar, fue residencia y fortaleza señorial

El castillo se asemeja en fu forma al de Tajamar de Puente. Su planta pentagonal puede reducirse a un cuadrado con la afición de uno de sus lados de un triángulo cuyos vértices sobresale del recinto de murallas. Uno de sus ángulos rectos está achaflanado para dar cabida a la escalera interior. En la parte alta del centro de cada uno de sus cinco lienzos sobresale una garita o torrecilla semicilíndrica, y por ella y los lienzos corre una cornisa de arquillos sobre canes, con bolas en ellos.

El almenaje está renovado y junto a la escalera hay una puerta antigua cegada. En su alrededor hay un tambor almenado y en lo alto está coronado de esbeltos geritones sobresaliendo el conjunto sobre restantes fortificaciones.

Hoy día hay otra entrada que da a una cámara baja que comunica con otra medio destruida y por una escalera a una cámara alta o salón principal cubierto por una sólida bóveda gótica de crucería, que conserva una chimenea grande y mechinales para galería corrida que se conserva mal, y desde la que se sube a la terraza.

La fábrica del castillo es de sillería, aunque los pocos que se conservan están en bastante buen estado.

Además, entre los lugares de interés de este municipio se encuentra: Catedral de Coria, embalse de Portaje, Palacio Ducal, entre otros.

Para hacer todo este recorrido, literario y cultural, he elegido un vino DO Méntrida a caballo entre Toledo y la zona.

Tavera 2015. Garnacha vieja-Roble.

Elaborado de los viñedos más antiguos, alguno de ellos plantados con anterioridad a 1925 según registros. Permanece 6 meses en barricas de 500 litros. Es un vino de terroir, fiel a una de las mejores regiones productoras de esta uva.

Leyendas de Toledo:

Los motivos representados en el porfolio de vinos TAVERA, están inspirados en distintas leyendas de Toledo. Historias forjadas en esta ciudad por el paso de las distintas culturas que la han habitado desde tiempos inmemoriales.

La bodega se encuentra ubicada en la localidad Toledana de Arcicollar y los viñedos de los que se elabora este vino se encuentran entre Camarena y Arcicollar.

Invitarles a dar un paseo por La ciudad Imperial es para mí invitarles a detenerse en conocer una de las ciudades más bonitas y cargadas de mayor patrimonio cultural de nuestro país.

Callejear por el barrio judío, disfrutar de sus dulces basados en pasta de almendra y huevo, conocer e investigar más en profundidad sobre el Greco, admirar su famoso cuadro, El entierro del Conde de Orgaz. Visitar la Catedral, Las sinagogas, disfrutar de la gastronomía y de las vistas desde los miradores que rodean la ciudad es invitarles a perderse en la ciudad para reencontrarse con sus raíces y las de nuestra cultura.

Les invito también a conocer un gran desconocido de esta ciudad, El Castillo de San Servando, actualmente utilizado como Hospital. Así mismo no pueden dejar de visitar el majestuoso Alcázar y los archivos que guardan secretos de la ciudad, algunos oscuros y otros no tanto. Historias de templarios, de Inquisición y de Brujería siembran la ciudad en el recorrido nocturno del Toledo misterioso.

El vino nos transporta a esa época propuesta por el autor y nos deleita con una golosidad envolvente, así como el carácter que impregna los suelos tan marcados en nariz y en su paso por boca. La fruta goza de buena calidad y se integra en una barrica que nos deja matices ahumados y especiados con cierta complejidad. Sedoso en boca, muy vivo y sensaciones torrefactas (epireumáticas) acabando con notas de frutos secos.

Si he de reconocer que este tipo de bodegas, cooperativas y pequeños productores de la zona, son grandes desconocidos, que espero a partir de la armonía propuesta hoy, lo sean menos.

La bodega es visitable, de fácil acceso y nació con la intención de acercar la cultura del vino a todo aquel que desea acercarse. El viñedo se encuentra disperso en pequeños pagos a lo largo de 40 hectáreas en las que se cultivan las variedades de Tempranillo, Syrah y Garnacha.

Como ven, este viaje es un viaje al interior, una introspección y autorreflexión. Una búsqueda y encuentro con uno mismo, los orígenes, raíces más allá de creencias y la afirmación de los valores que nos han permitido crecer y llegar a nuestros días

Les invito a acompañarme en este recorrido. De ustedes depende conocerlo, de mí ha sido inquietarles para que lo hagan.

 (…)<< Ahora, después de largas leguas de fatigas compartidas, eran ya como hermanos. Cada uno había contado a los demás lo que le parecía bien dar a conocer de su vida. Los peregrinos suelen desahogarse abriendo sus almas a los compañeros que Dios les pone en la calzada; es alivio, catarsis, confesión y manifestación de esperanza>>

Jesús Sánchez Adalid

Bodegas Tavera

Artículos relacionados

Deja un comentario