22/05/2022

87 | Entre hienas & Las UVAS de la IRA – Vino del Pueblo 2017

Que libro me bebo | Entre hienas & Las UVAS de la IRA - Vino del pueblo 2017

Entre hienas & Las UVAS de la IRA – Vino del pueblo 2017

 Qué libro me bebo | Armonía 87

Buenos días, mis queridos lectores:

Hoy les traigo la novela de la autora madrileña, Loreto Urraca Luque

Acerca de la autora:

Loreto Urraca Luque indaga en este libro sobre quién fue y cómo lo hizo el agente que entregó a Companys a la muerte y que fue segando la hierba bajo los pies a la Resistencia contra los nazis en Francia era su propio abuelo, Pedro Urraca.

No conforme con entregar al President de la República de Catalunya,  Lluís Companys, este mismo agente fue el que decapitó a la Resistencia Francesa.

El abuelo de la autora de este libro, Pedro Urraca era el “hombre de Franco” en las sombras y entre los exiliados españoles y republicanos…

Sinopsis

En esta indagación biográfica basada en documentos inéditos, cartas y diarios, la autora desvela el alcance de la colaboración entre los franquistas, los nazis y la Policía del régimen de Vichy, trazando la peripecia existencial de su abuelo, Pedro Urraca Rendueles, oscuro policía franquista condenado a muerte en rebeldía en Francia (1948) por connivencia con el enemigo durante la ocupación. Huido a Bélgica, siguió trabajando para el Estado español hasta 1982.

Descubrimos también la historia de Antoinette Sachs, judía, pintora y amante de Jean Moulin, en cuya vida se cruzó Urraca, algo que pudo haber sellado el destino trágico del héroe de la Resistencia Francesa. Son también protagonistas los republicanos españoles, los judíos y los resistentes, víctimas de la opresión del totalitarismo.

Se revelan en el libro por vez primera detalles de la entrega de Lluís Companys al régimen de Franco al tiempo que se plantea una tesis diferente sobre lo que originó la captura del jefe de la Resistencia, Jean Moulin.

Recuperación de la memoria histórica y dignificación de los represaliados

Un insólito y valiente ajuste de cuentas literario que indaga en la memoria de los personajes para denunciar la crueldad egoísta de unos fanáticos con poder. Una obra a caballo entre la ficción y la Historia, que permite ahondar en la figura de Pedro Urraca, «el cazador de rojos».

La autora, Loreto Urraca: Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. Los azares laborales la llevaron a vivir en el extranjero durante su juventud. En 2008, descubrió por la prensa la verdadera identidad de un abuelo apenas conocido. Desde entonces, siguiendo las huellas del encargado de vigilar, perseguir y detener a los republicanos exiliados en Francia, ha investigado la faceta más oscura del primer franquismo y su implicación en la Segunda Guerra Mundial.

En 2013, abrió la página web www.pedrourraca.info | Pedro Urraca: Los ojos de Franco en Francia, para recopilar y compartir datos sobre las personas mencionadas en los informes que el policía Pedro Urraca enviaba desde París. Es la personal contribución de un descendiente de franquistas a la recuperación de la memoria histórica y al restablecimiento de la dignidad de los exiliados.

Divulgación acreditada

Con esta novela, basada en documentos de varios archivos, la autora aspira a divulgar esa parte de la historia de España que deliberadamente se nos había ocultado. También pretende despertar el interés de los investigadores por la escurridiza trayectoria del agente Urraca en la red de espionaje Operación Gladio, desde su inicio en 1946.

Acontecimientos históricos

Unamuno: agente E-8001 de la Gestapo. Bajo el seudónimo está Pedro Urraca, el agente franquista en la Francia ocupada por los nazis que detuvo al político catalán Lluís Companys antes de ser fusilado por el régimen, rastreó al que fuera presidente de la República Manuel Azaña y propició la captura del líder de la resistencia francesa, Jean Moulin.

Su nieta, Loreto Urraca, siente «desprecio» por el cazador de rojos. Y ha escrito su historia en un ajuste de cuentas literario que destapa las alcantarillas de la represión de Franco.

Loreto Urraca Luque conoció a su abuelo con 18 años, en 1982. Antes apenas supo de él, hasta que el azar trajo a sus manos un recorte de prensa de un reportaje de El País titulado El cazador de rojos que contaba la verdadera identidad de Pedro Urraca Rendueles. Era el año 2008. Desde entonces bucea en archivos para trazar la huella criminal de su abuelo, retratado en la novela biográfica Entre hienas (Editorial Funambulista) que acaba de publicar.

La autora certifica con su trabajo la estrecha colaboración durante la Segunda Guerra Mundial entre el franquismo, la Alemania nazi de Adolf Hitler y la policía del régimen de Vichy en la Francia ocupada del mariscal Philippe Pétain. El trayecto existencial de Urraca sirve como ejemplo del auxilio entre los aliados fascistas y Entre hienas arroja luz a la Memoria Histórica desde el aporte de una descendiente de franquistas.

De sus cartas

«Desenterrando tu pasado te pongo en evidencia y expongo la magnitud de vuestros estragos», escribe en una carta póstuma a su abuelo. «Mientras busco más datos para recomponer tu verdadera historia, intento recuperar del olvido a vuestras víctimas para así liberarme del lastre de tu infamia y poder seguir viviendo con dignidad», continúa. Porque, como finiquita, «la culpa no se hereda, pero el daño está hecho, y el dolor y la vergüenza perduran».

El policía que caza a Companys

Pedro Urraca era «un oscuro policía» dedicado a cazar a republicanos exiliados. Detuvo a Lluis Companys, el 13 de agosto de 1940. Condujo a la muerte al presidente de la Generalitat de Cataluña –fusilado el 15 de octubre– con su entrega a Franco en la frontera francesa. También siguió la pista, sin éxito, al presidente de la Segunda República entre 1936 y 1939, Manuel Azaña.

«Cuando lo conocí en Madrid no pensaba en esas ataduras del pasado, que no sabía, aunque los encuentros nunca fueron agradables, era como si intuyera algo», cuenta Loreto Urraca a eldiario.es. Las historias del abuelo deslizaban un extraño rastro. «Hasta que en el año 2008 reconozco su fotografía en una noticia y a partir de ahí empecé a enterarme de quién había sido«, explica en la entrevista realizada a Loreto Urraca en el diario.es en abril de 2018.

Persecución a refugiados

Durante años, Urraca persiguió a refugiados huidos tras la guerra civil española. Es el caso del ministro de la Gobernación, Julián Zugazagoitia, detenido en París y ejecutado en Madrid. Interrogó a otros como el expresidente del Consejo de Ministros, Manuel Portela, a Josep Tarradellas o al ministro de Justicia, Mariano Ansó. Además de las detenciones, los agentes franquistas despojaban a los republicanos de sus bienes y documentos, vaciaban sus cuentas corrientes e intentaban evitar que embarcaran rumbo a México camino del exilio.

«Mi abuelo era un represor franquista con una biografía muy potente«, dice Loreto. En la carta que dedica usa «la palabra desprecio» lanzada contra un momento en que el abuelo «quiere contarme sus memorias y yo quería marcar distancias». Ahora el libro le sirve «como catarsis personal«, como un proceso «de aceptar, asumir y digerir» el vínculo atado a un apellido, Urraca, que pretende «limpiar de alguna manera».

Loreto define a Pedro «como un buen producto de su tiempo». Un policía «que entró durante la República» y era «consecuente con su función sin plantearse la ética de las órdenes que le daban». Alguien, subraya, «carente de ideales» con el único interés «no sólo de sobrevivir a las guerras por las que pasó sino de vivir bien».

Nieta y abelo frente a frente

Urraca murió el 14 de septiembre de 1989. Había regresado a España tres años antes. Y conoció a su nieta el año que su país natal celebraba el Mundial de Fútbol. «Me debes que te rescate de la eterna noche en la que deberías haber permanecido», apunta Loreto a su abuelo.

En el libro revela detalles inéditos de la entrega de Companys y plantea una tesis diferente sobre la captura del jefe de la resistencia, Moulin. Antes, Loreto había puesto en marcha una página web titulada Pedro Urraca: Los ojos de Franco en Francia donde ha recopilado cientos de nombres de represaliados e investigados que aparecían en los informes que su abuelo, el policía franquista, enviaba desde París.

Pregunta y reflexión de Loreto

«¿Había humanidad en ti?», se pregunta. «¿Alguna vez sentiste compasión por aquellos ‘desdichados que arrastran su derrota por el mundo’, por usar tus propias palabras?», narra Loreto Urraca, la nieta del criminal, la familiar de un franquista que tira de memoria para «descubrir la cara desconocida de la represión totalitaria». Y para cerrar heridas, también, entre los descendientes de los victimarios

Esta novela y libro cargado de historia es sin lugar a dudas el paso delante de una nieta singular con las inquietudes de quien saca a flote el pasado de uno de los personajes que marcaron la historia de nuestro país y que forjaron un camino lleno de claroscuros, a veces con más oscuridades que  claros.

Vino elegido

Ante unos hechos de esta magnitud, relatados desde el sentimiento más profundo de esta autora, esta armonía tenía la responsabilidad de seleccionar el vino no solo más adecuado, sino aquel  que aunase en cierta manera, sentimientos y emociones relatados en cada una de las páginas en las que Loreto Urraca nos ha introducido y que bien pudo haber sido bebido por su abuelo en aquellos momentos de haber existido en aquella época.

Qué libro me bebo | Entre hienas & Las UVAS de la IRA - Vino del pueblo 2017

 

He seleccionado un vino de Méntrida. Sierra de Gredos. Las uvas de la Ira.

Las Uvas de la Ira Vino del Pueblo 2017 es uno de los vinos más frescos y accesibles del proyecto personal de Daniel Gómez Jiménez-Landi en Méntrida, en la Sierra de Gredos. Exclusivamente garnacha de 65 años plantada entre 750 y 800 metros de altitud sobre suelos graníticos y trabajada siguiendo los preceptos de la ecología y la biodinámica.

Perfecto en copa Bourgogne y servido ligeramente fresco.

Elaboración

Daniel Landi Las Uvas de la Ira Vino del Pueblo 2017 está elaborado con garnacha del pueblo El Real de San Vicente, en un viñedo con clima mediterráneo y suelos de granito y arena que ocupa una extensión de 4 ha divididas en 5 parcelas diferentes.

La edad de las viñas se encuentra entre los 60 y los 70 años a una altitud que oscila entre los 750 y los 800 metros. Siguiendo una viticultura ecológica y biodinámica, la vendimia tuvo lugar la primera quincena de septiembre. El vino fermentó en tinas de roble abiertas y maceró sin realizar remontados ni extracción agresiva, con el racimo entero y levaduras autóctonas. Se crio posteriormente durante 10 meses en foudres de roble francés de 1.500 y 3.000 litros. Producción de 11.597 botellas y 50 magnum.

La añada 2017 la denominan como “el año de los cuatro jinetes”.

Helada en abril, calor extremo en julio, sequía desde la primavera y, granizadas a finales de julio y los últimos días de agosto. 2017 pasará a la historia como el más año complicado desde los inicios del bodeguero, con producciones mínimas de todos los vinos y un trabajo constante en los viñedos, además de adaptaciones en bodega para interpretar la añada.

El trabajo en las viñas se multiplicó con infusiones de valeriana en abril, infusiones de milenrama en verano e infusiones de ortiga, principalmente, después de las granizas, además del minucioso trabajo que ya se hace anualmente. El resultado expresa la identidad y carácter del pueblo El Real de San Vicente con frutos rojos, cítricos frescura, mineralidad calcárea y fluidez.

Nota de cata

VISTA:

Tiene un precioso color rojo teja, muy límpido y brillante.

NARIZ:

Es seductor y fragante, con notas de frutas rojas de bosque que recuerdan las grosellas, las moras y las frambuesas, y que se combinan con intensas notas balsámicas que recuerdan el eucalipto, el laurel y una punta de pimienta rosa.

BOCA:

El vino llena el paladar con una textura sedosa y etérea, como un zumo de frutas y una frescura que lo hace vibrante y placentero. Notas intensas de arándanos y regaliz rojo persisten al final. Un vino tinto versátil y delicioso perfecto para acompañar una tabla de embutidos, platos de pasta, carnes ligeras, arroces de montaña y quesos de cabra o vaca.

Recomendamos disfrutarlo desde ahora y durante los próximos 5 años, servido ligeramente fresco, entre 14 y 16ºC.

 

Razonamiento para la armonización

Como he apuntado antes, este es un vino peculiar ya que las viñas de las que se vendimian esas uvas con las que lo elabora Landi son plantas de más de 60 años, consideradas como viñas viejas, las notas visuales, bien pueden recordarnos a la intensidad del sentimiento expresado por Loreto Urraca con su veraz pluma, pareciendo que en lugar de tinta hubiese utilizado este vino para realizar sus trazos caligráficos.

Las notas balsámicas a eucalipto, laurel y esas notas sutiles de pimienta, pueden dejarnos en la boca esa sensación final de respirar, de airear la historia familiar que hoy nos trae su autora como parte de ella. Un vino de carácter algo reivindicativo, de memoria, de tradición, y a la vez cargado de esa frescura propia de la Sierra de Gredos.

Pura golosidad frutal envolvente que nos deja atrapados en el hoy con Loreto y en el planteamiento reflexivo que nos deja al final.

Sin duda esta es una de las armonías que no pueden perderse, de esas que, aunque quisiera suavizar o edulcorar de algún modo, no pasan desapercibidas.

¿Me acompañan a conocer los entresijos de la historia que ha marcado nuestro país? ¿Se atreven a acompañar a Loreto Urraca bebiendo cada página de Entre Hienas con las Uvas de la Ira?. Si es así, háganlo, les guiaré…

Recuerden mis queridos vitivinilectores que nos leemos muy pronto.

 

Entrevista a Loreto Urraca sobre su libro «Entre hienas» en El Ojo Crítico de RNE :

Música recomendada por la autora:

Siguenos en Spotify

spotify QLMB Qué libro me bebo

 

Artículos relacionados

Deja un comentario