15/08/2022

76 | Libelo de sangre & La Sabina 2014

Valora este post

Libelo de sangre & La Sabina 2014

 Qué libro me bebo | Armonía 76

Buenos días mis queridos lectores:

La autora

Sandra Aza es abogada y ejerció el derecho durante años antes de ingresar en la Comunidad de Madrid, donde trabaja en la actualidad.

Aunque es una apasionada de la historia, se declara enamorada de Madrid, siempre dedicó sus letras a redactar escritos judiciales. Libelo de sangre es su primera novela y el resultado de una singladura que tiene un largo camino tras de sí y que hoy por fin ha tocado puerto.

Libelo de sangre

Sinopsis oficial

Madrid, invierno de 1620. La felicidad del matrimonio formado por Sebastián Castro, un reputado escribano de la Villa, y Margarita Carvajal se tambalea cuando ambos se convierten en los principales sospechosos de un libelo de sangre: querellas que culpan a los judíos de sacrificar a niños cristianos para recolectar su sangre y cuya jurisdicción compete a la Santa Inquisición.

Con la hoguera cerniéndose sobre ellos, su hijo Alonso, un muchacho de trece años, inicia la búsqueda desesperada de un modo de salvarlos, propósito que lo arranca de su cálida existencia y le muestra las hieles de la vida. Pese a todo, tres faros prenden luz en las umbrías de su infortunio: amistad, esperanza y un sueño. La amistad se la brindan Juan y Antonio, dos pícaros vagabundos.

La esperanza late en una bolsa llena de dinero que parece manejar los hilos del destino. Y el sueño le aguarda en la universidad, donde planea estudiar Leyes, convertirse en abogado y ejercer un derecho capaz de impedir que personas inocentes como sus padres sufran los rigores de la injusticia.

Libelo de sangre es una fascinante historia de amor y amistad ambientada en el Madrid del Siglo de Oro, una vibrante pero sombría época en la que, mientras la fe en Dios encendía corazones, los delitos contra ella encendían hogueras.

Reseña que nos trae la autora

En esta novela, la autora nos traslada a la primera mitad del siglo XVII, en pleno Siglo de Oro de Madrid, convirtiendo a la capital en protagonista inesperado de la obra.

Todo comienza con un parto, en 1620. Sandra cuenta la historia de un matrimonio feliz y agradecido a la vida por cuantos dones disfrutaban, hasta que el infortunio llamó a su puerta en forma de Santa Inquisición.

La conocida como Calumnia de sangre, era la acusación vertida sobre los ciudadanos judíos en la que el delito denunciado era la utilización de la sangre cristiana para sus rituales y ofrendas celebradas en las festividades religiosas de la fe que profesaban. La mayoría de tales crímenes recaían en infantes, donde aparecían carentes de órganos, principalmente el corazón.

Obra costumbrista

Esta obra de magistral pluma nos acerca a la época como pocas otras han sido capaces de hacer. Costumbrista desde el inicio, Sandra muestra personajes que recorren la trama acompañando al verdadero protagonista, Alonso Castro, un niño de trece años que se ve abocado a hacer cuanto estuviese en su mano para salvar a sus padres de una ejecución casi segura, detenidos por tal acusación. Él mismo es víctima por extensión de la misma y por tanto forzado a buscar la verdad.

Su hermano pequeño es entregado por Alonso en la inclusa ya que no podía alimentarlo, asunto que le  atormentará durante todo el periplo al que nos invita la autora.

Aza nos traslada al Madrid del siglo de Oro, a sus calles y plazas, a la historia que cuaja cada rincón de la ciudad y por la que se confiesa enamorada incondicional.

Cuenta en su presentación cómo se encuentra a sí misma durante el proceso de creación de esta obra y cómo se ve obligada a documentarse exhaustivamente en cuestiones de las que se creía conocedora. Explica como escribir Libelo de Sangre ha supuesto para ella una lección y una elección. Lección de humildad continua  y elección de una vida de la que confiesa no hay retorno.

Una lección en tres fases

  • Antes: No cumplió el tiempo en el que prometió a editorial que lo finalizaría, ya que propuso un año y le ha llevado cuatro largos.
  • Mientras: Se creía sabedora de la historia de Madrid y se imaginó siendo “Almirante” de un navío del que descubrió ser tan sólo el “grumete”.
  • Familia y conciliación: Las musas son de tornadiza apariencia y no entienden de horarios y su interpretación, no conocen el orden de valores establecidos en un hogar ni en la familia o amigos, transforman al escritor en un ente atrapado en una fiebre enfermiza por seguir escribiendo. Confiesa que estuvo irremediablemente sometida a las letras de una forma muy apropiada y poética para tal evento, “tuve soles no vividos y lunas no dormidas”.
  • Redes sociales: Libelo de Sangre nació en plena Pandemia. Aza cuenta cómo por aquel entonces no disponía de ninguna cuenta en Redes Sociales ya que llevaba los últimos cuatro años viviendo en el Madrid del siglo XVII.

En relación a la elección:

  • Decidí vivir en un mar de letras. Cuatro años y mucho aprendizaje llevó a la autora a encontrarse y conocerse a sí misma como antes nunca hizo. Salió a conquistar un sueño y fue el sueño el que conquistó para siempre a Sandra Aza.

Esta obra es un canto a la libertad de conciencia y condición humana, a la amistad personificada en dos trúhanes, Juan y Antonio que ayudarán a Alonso en sus pasos callejeros. Una historia de Esperanza para el joven, tras el hallazgo de una bolsa de dinero, y un gran sueño. Poder llegar a la Universidad y aprender cuanto pudiera.

En cuanto a la parte costumbrista, la autora nos pone un bonito ejemplo. Las lavanderas se reunían a orillas del Manzanares a la caída del sol para lavar las sábanas de las casas de la clase burguesa. Los esportilleros aguardaban a llenar sus espuertas (cestos generalmente tejidos con mimbre resistentes para llevar peso). En ellos trasportaban las sábanas recién lavadas y secas a las casas donde trabajaban ellas a cambio de un real (moneda de curso legal de la época). Era u intercambio en el que los unos y las otras establecían relación y surgían romances, lugares donde se realizaban verbenas que perduran hasta nuestros días como las vistillas o San Antonio, lugar donde se ubica uno de los lugares más conocidos de la ciudad “ Casa Mingo”, restaurante de comida típica asturiana.

Sandra como buena Cervantina confesa, nos trae esta figura del esportillero que ya hizo famosa el mismísimo Miguel de Cervantes encarnados en los personajes de Pedro Rincón y Diego Cortado, los conocidos como “Rinconete” y “Cortadillo”.

Una novela de antojadizo atractivo

La clave es descubierta por Emilio del Río Sanz en la presentación que ha realizado magistralmente de la autora y donde ha contextualizado la época para situar a los asistentes a modo de recordatorio.

Aza ha tenido que aprender un lenguaje, el castellano que se hablaba entonces, ya que es con el que queda escrita su obra y con la que ha producido una impronta en mi cerebro cual huella sellada a fuego en piel desnuda.

Esta novela ha sido concebida como una auténtica máquina del tiempo. La autora nos propone viajar a aquel Madrid de Góngora, Lope de Vega, de corralas y verbenas, de aire castizo por el que un día caminó Cervantes, Calderón de la Barca o el propio Rey Felipe III.

Acompañando a la autora, como no podía ser de otro modo, se encontraba su más férreo apoyo.

 

Qué libro me bebo | Libelo de sangre | La Sabina 2014

 

Las Moradas de San Martín

La Sabina 2014

La bodega de Las Moradas, rodeada de viñedos centenarios de Garnacha, cuenta con unas instalaciones sencillas y prácticas, con capacidad para producir unas 80.000 botellas por añada aunque en la actualidad la producción es inferior.

Es una bodega respetuosa con el medio ambiente en la que todos los subproductos se reutilizan. Lías, orujos y el agua de su lavado se envían a la destilería. Asimismo, el raspón se usa junto con estiércol de caprino de explotaciones vecinas, para elaborar un compost y se incorpora al viñedo como abono. Porque creen en la necesidad de cuidar del entorno y se sienten sensiblemente comprometidos con él.

Vendimia manual

Las Moradas Garnacha

Igualmente, poseen maquinaria respetuosa con la uva: mesa de selección, despalilladora, prensa neumática y equipo de frío. También cuentan con pequeños depósitos de acero inoxidable que  permiten vinificar cada parcela por separado, manteniendo así la asepsia necesaria, cualidad muy importante cuando se trabaja con las levaduras propias de la uva y se elabora sin aditivos. La nave para la crianza dispone de control de temperatura y humedad. Por otro lado, las barricas son de roble francés y húngaro con distintas capacidades (225, 300 y 500 litros) y cada año se renuevan en un 20%. También contamos con foudres de 1.450 litros que utilizamos para los coupages y afinamiento de los vinos.

El terroir

El viñedo, con una extensión de 21 hectáreas a casi 900 metros de altitud, se encuentra en un enclave paisajístico único, rodeado de pinares, encinas, enebros, jaras y una gran variedad de plantas aromáticas.

Allí conviven viñedos viejos de Garnacha, formados en vaso y en secano, con las nuevas plantaciones.

Cepa Garnacha Las Moradas

Los suelos de Las Moradas de San Martín son arenosos, producto de la meteorización de granitos, gneises y rocas filonianas; arcosas, composición que marca sus vinos, de un perfil único que hace que el pago sea muy característico.

Clima mediterráneo continental asentado en altiplano con abundantes vientos del noroeste y con precipitaciones medias de 470-540 mm. La elección de un terruño único con unos viñedos de potencial excelente donde, trabajando correctamente el viñedo, la uva  ofrece un equilibrio que hace a sus vinos singulares.

Vinos con alma

En Las Moradas buscan que quien disfrute de sus vinos se traslade a su origen; al pago y al entorno natural. En lo alto del monte, los suelos de composición arenosa granítica otorgan profundidad y mineralidad a los vinos que, unido a la acidez natural de la uva, forman el eje de Las Moradas de San Martín.

Vinos largos, envolventes, sutiles, elegantes, a la vez que muy vivos y frescos, con una capacidad de envejecimiento muy sorprendente de la variedad Garnacha. Esta «juventud» de los vinos,  marca las pautas de trabajo y ha hecho que se  replanteen el uso de sulfuroso como conservante en los vinos, ya que la sinergia de bajo rendimiento, suelo arenoso y excelente acidez, actúan por sí mismos como conservantes naturales y permite limitar su uso.

Proyecto

Un proyecto en el que han tenido que romper grandes tópicos y empezar de cero, para conocer bien la propia materia prima, sin maquillajes externos que desvirtúan la realidad.

El primer vino de Las Moradas de San Martín al que no se le ha añadido sulfuroso (SO2) en ninguno de los procesos: viñedo, elaboración, crianza ni embotellado. Las excelencias del pago, el clima, el bajo pH de nuestras Garnachas, la calidad de sus polifenoles junto con el cuidado y la asepsia lo permiten.

Elaboración

Elaborado con uvas procedentes de viñedos de más de 70 años que le confieren al vino una estructura mineral, que muestra los aromas del monte y de la tierra. Un vino distinto y profundo, para disfrutar.

El 2014 fue un año muy cálido, de los que más, junto a 2011 y 2006. Un año que se salvó por las precipitaciones anuales normales en la zona, de  unos  503  mm.  Estas  precipitaciones  se  distribuyeron  sobre  todo  en  otoño  e  invierno,  siendo  muy  escasas  en  primavera  y  en  verano.  A su vez, estas estaciones fueron suaves con alguna tormenta al final de verano, que propició una cosecha de muy buena calidad, con maduraciones muy completas y rendimientos buenos de 2.420 kg/ha.

Vendimia

Manual y nocturna en cajas, con posterior selección en mesa. Adelantada con respecto a otros años, se realizó entre el 12 y el 18 de septiembre. Viñedo: situado en un altiplano de montaña en la vertiente madrileña de la Sierra de Gredos con grandes vientos del noroeste, y a casi 900 m de altura, sobre suelos graníticos de arena y roca, con pH ligeramente ácido. Un total de 21 has en formación en vaso y estricto secano forman el paisaje de estos viejos viñedos históricos, trabajados de forma orgánica. Este terroir tan particular proporciona una materia prima con una acidez excelente, buena maduración, gran equilibrio y estado sanitario impecable, para obtener unos vinos muy personales que envejecen muy elegantemente en el tiempo.

Vinificación

Las  uvas  se  encuban  por  parcelas.  Tras  el  despalillado,  se  mantienen  de  forma  natural  con  las  levaduras  autóctonas  de  la  propia uva durante tres semanas con control de temperatura, para no perder sus aromas y sin apenas intervención para evitar extracciones. Una vez realizada la fermentación maloláctica, también con bacterias autóctonas, se lleva a cabo una crianza de entre 10 y 16 meses, con una media de 14 meses en barrica de roble francés de 500 litros de distintos usos, según la parcela, para posterior coupage de los vinos. Se embotella sin filtrar ni clarificar.

Nota de cata

Pese a estar entrado en edad y ser elaborado únicamente con  la  uva,  sin  ningún  tipo  de  conservante,  este  vino  se  mantiene  alegre, con una boca muy viva de aromas balsámicos, característicos de  la  variedad  más  auténtica  de  la  Sierra  de  Gredos,  junto  a  los  frutillos silvestres. Un vino elegante en el que se marca la calidez del año, junto a la rusticidad de la variedad, ligeramente salina y mineral, que le otorga el suelo granítico sobre el que se asienta, ya que busca plasmar la esencia de la garnacha en estos terruños con viñedos de secano de más de sesenta años de la forma más natural y respetuosa posible.

Etiqueta: fragmento del relato que el escritor Ramón Acín realizó para Las Moradas de San Martín.

Qué es una sabina

Juniperus thurifera, la sabina albar,​ enebra,​ trabina, tarabina o trabino3.

Es una especie de la familia Cupresáceas. Crece en un área disjunta en el Mediterráneo occidental, que abarca la parte más continental de los Alpes franceses e italianos, comarcas interiores del centro y el este de la península ibérica, algunas montañas de Córcega y el norte de África. Además de estas áreas mayores, está presente en localidades aisladas, como en las cabeceras de los ríos Garona y Arieja en la vertiente norte de Pirineos, en la cabecera del valle del río Noguera Pallaresa y sus afluentes al sur, en la comarca de La Litera en la provincia de Huesca y en el límite entre las provincias de León y Asturias. Esta distribución sugiere un carácter relíctico, restos de una distribución más amplia en tiempos geológicos pasados.

Aromático de tamaño medio

Árbol siempreverde, aromático. De tamaño mediano, no sobrepasa los 25 m de altura y a menudo su porte es más bajo y arbustivo. Las hojas son escuamiformes, aplicadas, es decir, adheridas al tallo al que recubren totalmente, de forma romboidal con una punta corta divergente.

Sus ramillas son ásperas al tacto. La forma de su tronco es muy variable, puede ser cilíndrico y recto en ejemplares bien desarrollados, aunque por regla general es tortuoso, y puede estar ramificado a baja altura o incluso desde el suelo, en cuyo caso los troncos son muy irregulares. La corteza es de color ceniza claro, fibrosa y agrietada longitudinalmente, se desprende en forma de fibras o tiras. La copa es muy densa, de color verde oscuro, de forma tan variable como el tronco: cónica u ovalada en ejemplares jóvenes o bien desarrollados, puede ser asimétrica, irregular, y en ejemplares desmochados aplanada.

Botánica

Es dioica. Los pies femeninos producen unas fructificaciones llamadas gálbulos. Son redondeadas, de hasta 4 mm de diámetro, de color verde que pasa a rojizo y finalmente morado casi negro al final de su madurez. En su interior hay de 1 a 3, raramente más semillas. Los pies masculinos producen grandes cantidades de polen en sus abundantes flores, que es dispersado por el viento. Es tan abundante que los días ventosos aparenta salir humo de los árboles. En algunas zonas a esto se le llama popularmente «cierna».

Florece a partir de febrero y los frutos maduran al segundo año, pero al ser vecero la fructificación es irregular. Los gálbulos maduros son alimento de aves, principalmente mirlos y zorzales o tordos —Turdus spp. — que dispersan sus semillas. Es el momento más adecuado para la recolección manual de frutos con fines viverísticos.

La cápsula de lacre verde y la serigrafía de la botella hacen referencia a este siempreverde, ya que la bodega se encuentra en un paraje natural odeado por ellos y otras especies como pinos, encinas y arbustivos propios del monte bajo que crecen en la zona de san Martín y Pelayos de la Presa, cercanos o colindantes con el Pantano de san Juan.

Armonización

Sería muy fácil presuponer que escogiendo un vino de Madrid, lugar de residencia por enamoramiento de la autora, sus calles y plazas y lugares emblemáticos, la relación primigenia estaba realizada sola, pero no es así.

Un vehículo perfecto

La sabina es el vehículo perfecto de este Libelo de sangre por muchas más razones. Es símbolo de fortaleza, de honestidad y de identidad. Estas cualidades quedan reflejadas en Alonso desde el primer momento en que pone un pie en la escena, es decir, desde su nacimiento. Una historia vital que, como este árbol, tuvo que permanecer recio, “siempreverde” y demostrar que la estructura, coraje y templanza estaban por encima de muchas otras cosas, posiblemente más fáciles.

Elaborar este vino, tampoco es tarea fácil. Ambas obras realizadas por dos mujeres de una calidad profesional y personal dignas de ponerlas en valor y ser admiradas por ello. Ninguna de las dos, Sandra Aza e Isabel Galindo, poseen ese carisma, profesionalidad y honestidad que echo en falta en el tiempo y sociedad que vivimos.

Unas “atemporales” que, sin saberlo, forman un tándem perfecto.

Les invito a conocer la bodega, sus catas bajo las estrellas y paraje sin igual, ofrecen a sus visitantes el entorno perfecto para disfrutar de sus vinos y lecturas, porque, créanme, es una de las bodegas que más han apostado por la literatura. Muestra de ellos es que todas sus etiquetas son fragmentos de relatos o escritos de autores muy conocidos por todos los que amamos el mundo de las letras.

Disfruten mis queridos vitivinilectores de esta espectacular sinergia que roza la magia pura entre Libelo de Sangre y La sabina.

Yo no me he resistido, no lo hagan ustedes.

 

Nos leemos muy pronto. Les espero en la próxima armonía.

 

 

Book trailer :

Música recomendada por la autora:

Siguenos en Spotify

spotify QLMB Qué libro me bebo

Nova casal editorial

@sandraazaescritora

La Moradas San Martín

Artículos relacionados

Deja un comentario