15/08/2022

60 | El brazalete del último vástago & Ahillas 2019

Qué libro me bebo | El brazalete del último vástago | Ahillas 2019
Valora este post

El brazalete del último vástago & Ahillas 2019

 Qué libro me bebo | Armonía 64

Buenos días mis queridos lectores:

Hoy les traigo la novela de la autora conocida con el seudónimo de Gineta Pardo. Una autora nacida en Valencia en 1991. Diplomada en Enfermería por la Universidad de Alicante y terminó decantándose por la masoterapia formándose en quiromasaje, reflexología y drenaje linfático. Siempre teniendo muy presente las disciplinas de medicina tradicional china.

A raíz de la crisis sociosanitaria de 2020, Gineta decide dedicarse a su pasión, los comics y la literatura, formándose en cursos impartidos por La Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia y la Escola de Joso en Barcelona.

El brazalete del último vástago

SINOPSIS

Pero ¿qué…?, se extrañó Luc al descubrir aquella mañana frente al espejo las cuentas esféricas y rugosas que envolvían su muñeca izquierda.

¿De qué estarán hechas? ¿Parecen trozos de huesos?

Pero aquel brazalete no será la única sorpresa con la que se topará este adolescente de quince años, cuya mayor preocupación hasta entonces no había sido otra que la de asistir al instituto, quedar con los amigos y estar al día en redes sociales.

Ese día, la vida de Luc dará un giro de ciento ochenta grados, destripando sin piedad la realidad que creía conocer y enzarzándolo en una perturbadora y escabrosa aventura que le hará tomar durísimas decisiones para salvar tanto la vida de sus seres queridos como la suya propia, dándose finalmente cuenta de que no es sino una marioneta en garras de una deidad ancestral, progenitora de un oscuro e infinito linaje de criaturas demoniacas.

El amor, la lealtad, el sacrificio, la mentira, el odio y el dolor serán, entre otros, los sentimientos que encarnen los variopintos e inverosímiles personajes que acompañan a nuestro protagonista, o por el contrario, atentarán contra él, en esta historia cargada de significado y simbolismo.

Para armonizar la ópera prima de esta autora he elegido un vino de la terreta Valenciana, como no podía ser de otro modo en esta ocasión.

Qué libro me bebo | El brazalete del último vástago | Ahillas 2019

Ahillas Tinto 2019

Este genuino tinto es un vino con espíritu bórdeles, elaborado con un coupage que sorprende, de las variedades: Bobal, Tempranillo, Mencía, Marselans, Graciano y Garnacha.

Las parcelas de este vino oscilan entre los 840  y los 1.200 metros de altitud, con lo que trabajan una viticultura de altura.

En el 2002 cuando Juanjo tenía 18 años y Casandra 15, hicieron la primera elaboración de vino de Ahillas en el garaje de su  casa con solo 100 botellas. Ahora, con el mismo respeto a la uva, siguen elaborando en bodega.

La primera añada que salió de esta bodega valenciana fue la 2012 a principios de 2014. Hoy elaboran 22.000 de los 5 vinos que conforman el porfolio.

La sala de barricas se encuentra a 2,5 m. bajo el nivel del suelo, lo que la protege de los cambios bruscos de temperatura. Gracias al pozo subterráneo que se encuentra en esta sala y las salidas naturales de aire, controlan la humedad de la sala durante todo el año, de una forma natural y ecológica. Las temperaturas varían entre los 12ºC del invierno, a los 19ºC del verano, un ambiente ideal en el cual estos maravillosos vinos reposan durante su crianza.

 

Terra Dart

VALLE DEL AHILLAS

El Valle de Ahillas, se encuentra entre las poblaciones de Chelva y La Yesa, teniendo acceso también por pistas forestales desde Tuéjar, Alpuente o Alcotas.

La altitud del valle de Ahillas varía entre los 820 y los 1150 m. de altitud, y su superficie es inferior a las 1.500 Ha.

Accediendo desde Chelva, subiremos de 400 a 900 m. en tan solo 11 Km. viendo un paisaje muy montañoso de cortados y piedra madre. A mitad del trayecto, se encuentra la Ermita del Remedio, con unas vistas de marco inigualable.

La vegetación que rodea esta subida se comprende de pinares, carrascas y diferentes tipos de arbustos y hierbas aromáticas.

El máximo esplendor del cultivo de la vid en esta zona se dio durante los siglos XVIII y XIX, y en los libros queda que el hermano de Napoleón, José Bonaparte, era un buen consumidor de los vinos blancos de esta zona de la serranía.

Después de la filoxera, y con los injertos, el Valle volvió a todo su esplendor, tanto es así que en la aldea de Ahillas existían 2 fábricas de alcohol.

Hoy en día, el cultivo de la vid está prácticamente extinguido, con tan sólo unas 30 Ha. dedicadas al cultivo de la vid. En su lugar, encontraremos almendros, nogales y cereales, entre otros.

La aldea de Ahillas, perteneciente a Chelva, posee un censo inferior a 20 habitantes, de ellos, casi la mitad son artistas de diferentes nacionalidades.

Cada año durante la Pascua la Asociación de Vecinos de Ahillas, junto con otras organizaciones, celebra la exposición “Arte en Ahillas”.

NOTA DE CATA

Vista: A simple vista podemos observar que este vino se encuentra en una condición óptima para el consumo y que su vida tiene un largo recorrido, ya que, encontramos tonos violáceos y morados dentro del rojo picota que lo envuelve. La lágrima es lenta y muy densa.

Nariz: Después de airearlo, encontramos toques de regaliz, tonos minerales y fruta roja muy madura. Ligeramente se pueden apreciar sutiles aromas lácticos.

Boca: En la boca es donde este vino saca todo su potencial, con una acidez y un alcohol muy bien integrados dentro de un paladar suave, aterciopelado y ligero, que nos recuerdan a los grandes vinos de Bordeaux o Côtes-du-Rhône.

Temperatura de servicio: 16ºC

Grado Alcohol: 13.5% vol.

UNA ARMONÍA CON MUCHO FUNDAMENTO

Esta novela, aunque es de temática adolescente, con una trama fresca y desenfadada, cargada de simbolismo, es el relato ideal para armonizar el primer vino que elaboraron los bodegueros elegidos cuando eran eso, dos adolescentes con motivación y ganas inmensas de vivir esta aventura.

Un vino cargado de extraordinaria acidez que acompaña a la perfección cada página del relato propuesto por esta jovencísima escritora. Vino y novela cargada de simbolismo y arraigos, amor y lealtades ya que el vino, es elaborado y mimado por toda la familia Martínez Palmero.

Un sabor a fruta roja y mineralidad que procede del suelo y el entorno que nos hace vibrar a cada sorbo, soportando de forma armónica el magistral inicio de esta andadura literaria que ha iniciado Gineta.

Algo que me ha llamado mucho la atención y que encaja de forma precisa entre ambos, son esas notas de regaliz que nos transportan a esa ancestralidad que propone la autora, así como los destellos violáceos que podemos contemplar en ciertos momentos al airear el vino con un suave movimiento circular de nuestra muñeca, tal vez como si dibujásemos ese brazalete que abraza nuestros sentidos y emociones como no podría haberlo ejecutado ningún otro.

Acidez y sabores de la adolescencia que nos sumergen en este relato digno de ser observado, bebido y disfrutado de manera pausada y lenta, poniendo atención a cada detalle sugerido por Gineta Pardo, tal como acaricia la lágrima de este Tinto al caer por la pendiente que dibuja las paredes vítreas del recipiente elegido. Transparente, perfecto, que nos permite observar a través de ella ese mundo mágico en el que transcurren estas 221 páginas trepidantes llenas de acción,

Recuerden queridos vitivinicultores, que nos leemos pronto y que las historias las escribimos y describimos cada uno de nosotros cuando decidimos dar el salto y vivir la experiencia propuesta.

Yo les propongo acompañarme en ésta sabiendo que si deciden hacerlo no se van a arrepentir y quedarán deseosos de saber cuándo es la próxima entrega.

Disfruten y sigan bebiendo cientos de libros más.

Bodegas Terra D´Art

@ginetilla_pardo

BookTrailer:

Música recomendada:

Siguenos en Spotify

spotify QLMB Qué libro me bebo

Artículos relacionados

Deja un comentario