15/08/2022

58 | Cielos de Miel y Barro & Victorino 2014

Qué libro me bebo | Cielos de miel y barro | Victorino 2014
Valora este post

Cielos de Miel y Barro & Victorino 2014

 Qué libro me bebo | Armonía 57

Buenos días mis queridos lectores:

Hoy les traigo una armonía desde tierras Zamoranas. La autora Inés Gestoso Sandín, nos sumerge en la historia de una familia de 1920 de Villaveza de Valverde.

Ella misma se nos presenta biográficamente del siguiente modo:

<< Me llamo Inés Gestoso Sandín y mi experiencia se enlaza de forma irremediable con un pequeño pueblo del sureste de Zamora.

Nací en la capital en junio de 1981, pero me crie en Villaveza. Es un lugar tan bueno como cualquier otro para crear buenas historias. En la mía fue un giro importante la marcha de la única niña de mi edad, mi mejor amiga.

En aquel momento desconocía que su pérdida estaba ligada a mi unión con las letras. Con ocho años, los cuadernos en blanco y los lápices de colores pasaron a ser mi mejor compañía. Comencé creando cuentos ilustrados. Disponía de muchas horas al día para dedicarlas a desarrollar mi imaginación.

Ese tiempo se recortó notablemente al entrar en la adolescencia. La precariedad en mi entorno familiar me llevó a conocer el mundo laboral con diez años. La vida me exigió madurar antes de lo debido y mis narraciones intentaron seguir su ritmo. Me atreví entonces con relatos cortos, historias en las que plasmaba mi lado triste, motivo por el que tardé muchos años en dejar leer alguno de mis escritos.

Con tesón y esfuerzo, compaginando los días de estudio con los de trabajo, conseguí diplomarme en Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Salamanca.

Pensaba que sería la profesión con la que me sentiría más plena, la que estaría feliz de ejercer hasta el final de mis días. Pero no llegué a sentirme así hasta terminar mi primera novela. Había dado con aquella magia que faltaba en mi vida, con aquella actividad para la que me exigía sacar tiempo, aunque fuese a costa de horas de sueño. No importaba, porque todos esos momentos me enriquecían.

Digamos que la escritura ha llenado mi vida. Supongo que todos pasamos por una fase en la que sentimos que aún no hemos encontrado nuestro camino, que vagamos buscando aquello que nos haga sentirnos felices con nosotros mismos. Hay quien lo encuentra pronto, quien lo encuentra tarde y quien no lo encuentra nunca.

Atreverme a dejar que leyeran algo creado por mí fue como exponer mi alma, pero me ayudó a encontrarme a mí misma, fue la señal que me ayudó a orientarme, a encontrar mi camino.

Al final he tenido la fortuna de dar con aquello con lo que me siento completa.

Lo encuentro cuando escribo o cuando me sumerjo en una buena historia, ya sea narrada, leída, filmada o representada. Esa es mi parte hobbie, la parte de mí que ansía crear y conocer historias. Historias que me enseñan y me llevan a lugares en los que sería imposible viajar de otra manera.>>

 

Cielos de Miel y Barro

Ley de vida

En este libro en sus 574 páginas, Inés nos acerca a la historia de Hermelinda, la duodécima hija de Celerina. Su madre afronta este parto sin ilusiones de fructificar, ya que cinco de sus hijos fallecieron en el momento del parto o algunas horas después. De hecho, esta niña, nos refiere la autora que nació muerta según cuentan, y el tesón de la matrona que asiste a su madre, consigue que la niña forme parte de la vida cuando ya no apostaban por ella.

La niña llega a una enorme casa familiar no siendo aún consciente de que la alegría de su nacimiento exitoso, y la vitalidad que llenaban las paredes del hogar familiar, se encontraban cercanas a la extinción. Las circunstancias de la época que le tocaba vivir como las guerras, la muerte y los matrimonios de diversa fortuna, disgregan a su extensa familia, lo que llevará a la niña a una vida marcaba absolutamente por los convencionalismos sociales.

Este libro es un recorrido por la historia del lugar, de los personajes que intervienen donde Inés Gestoso profundiza de manera magistral en temas tan universales independientemente de la contextualización como el amor, el sufrimiento, la muerte o la esperanza y sueños de los personajes que da a conocer.

Es una novela donde la autora expone sentimientos muy íntimos y en la que ahonda en los sentimientos y emociones de los hombres.

Una obra en la que todos podemos sentirnos identificados pese a la distancia cronológica que separan a los personajes, pero que transmite de igual forma como esos anhelos, sueños y temores son inherentes al ser humano. El instinto de supervivencia de los personajes y de la propia localidad. Un entorno que como ya hemos visto, no le es en absoluto ajeno a la  joven autora que les traigo.

Para acompañarla en esta extensa aventura, he elegido un vino propio de la tierra donde transcurre la historia y donde se encentran las raíces y más bonitos recuerdos de la autora. Un homenaje también a esa amiga que se marchó, un vino de la tierra de Toro.

 

Victorino 2014

Qué libro me bebo | Cielos de miel y barro | Victorino 2014

BODEGA

Bodega Teso la Monja, Sierra Cantabria

Desde 1870, a lo largo de cinco generaciones, la familia se ha dedicado al cultivo de las viñas y a la elaboración y crianza de los mejores vinos de Rioja. Manteniendo vivos el conocimiento y la tradición, los han sabido transmitir de padres a hijos adaptándolos siempre a los avances tecnológicos y al respeto por la tierra y la vid.

El sello personal e inconfundible que la familia imprime en la elaboración de sus vinos conlleva un afán diario de superación y una pasión por el buen hacer: desde la exigente búsqueda de las mejores condiciones previas para el cultivo del viñedo hasta la puesta a disposición del amante del buen vino.

La familia y sus bodegas gozan de prestigio nacional e internacional, ámbitos en los que han sido merecedores de distinciones y premios.

FILOSOFIA DE LA BODEGA

La calidad de los grandes vinos no es fruto del azar. Requiere del esfuerzo, del conocimiento y la pasión, a la par que la generosidad de la tierra y la complicidad del clima. Nada es predominante, pero todo es esencial para elaborar vinos reconocidos internacionalmente. Éste es el resultado del trabajo de una familia cuya filosofía, transmitida de generación en generación, es devolver a la tierra todo lo bueno que ésta les ha dado a través de la esmerada elaboración de sus vinos.

En Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria se cultivan relaciones duraderas, aquellas que se fundamentan desde el respeto y la generosidad. Creen firmemente en el significado de dar tu palabra, en el valor de un apretón de manos. No temen al “para toda la vida” sino que lo buscan pacientemente, en cada vínculo que establecen. Creen en el compromiso con la excelencia, que se mide en cada detalle. En la sabiduría de sus antepasados, que  mostraron la importancia de la conexión con la tierra. Es imborrable el recuerdo que se construye desde el afecto. Y es que las cosas, si están bien hechas, son para siempre

El enólogo Marcos Eguren categoriza este monovarietal de Tinta de Toro como un vino con carácter, identidad y muy expresivo. Marcado por su elegancia, frescor y complejidad, permanece 20 meses en barrica. Después, a buen seguro seguirá la senda marcada por las cosechas anteriores, que llegaron a los 98 puntos en la Guía Peñín y fueron nombrados en alguna ocasión, como en la añada de 2008, el mejor tinto del Norte de España.

VIÑEDO

Teso La Monja marca el comienzo de una nueva era en la denominación de origen de Toro. Nuestra familia ha sido el motor de transformación en esta región durante más de una década

Descripción:

Viñedos propios situados en La Jara y El Palo (Toro), El Rosal y El Risco en Villabuena del Puente y en Valdefinjas.

NOTA DE CATA

Variedad: 100 % Tinta de Toro. Vitis vinífera pre-filoxérica y sin injertar.

Viñedos: 35 Has. de viñedos propios situados en Valdefinjas, Toro y Villabuena del Puente conducidos en vaso. Edad media: de 45 a +100 años. Altitud: 750 – 900 m.

Suelo: Textura arenosa con subsuelo arcilloso, abundan los cantos rodados.

Clima: Clima continental con ligeros matices atlánticos.

Rendimiento:16,5 hectolitros por hectárea

Cosecha:

Exclusivamente manual con rigurosa selección de los frutos que estén en óptimas condiciones sanitarias y de maduración en viñedo y en bodega mediante una mesa de selección. Realizada el 17, 18, 22 y 23 de septiembre de 2014.

Abonado orgánico. Viticultura biodinámica.

Elaboración: Vinificación:

Tradicional con despalillado 100% estrujado muy suave. Pisado durante la fermentación y ligeros remontados. 8 días de fermentación a 26-28ºC de temperatura. Maceración con hollejos durante 23 días. Fermentación maloláctica en barrica nueva de roble francés

Envejecimiento de 18 meses en barrica nueva de roble francés.

VISTA

Negro amoratado. Color que también simboliza esa dureza de las vivencias de Celerina y la familia, ese extinguir de la vitalidad de su hogar y sobre todo la fortaleza que le otorga la Tinta de Toro. Una capa alta que cubre el vidrio de la copa así como la historia que cuenta Inés arropa y cubre la vida de los personajes y sus vivencias cotidianas en tiempos de hambruna y escasez.

NARIZ

Presenta una gran concentración de aromas de fruta negra, brandy, especias y notas minerales. Esas mismas notas que surgen en algunos párrafos del relato donde Inés nos narra la dureza del pasar de la vida y de la diseminación y disgregación de la familia, así como la despoblación paulatina de la localidad.

BOCA:

Ofrece buena estructura, potencia, expresividad, cremosidad y un final con taninos pulidos. Exactamente lo que se nos ofrece en cada capítulo de esta novela. Mucha potencia y expresividad, perfecta narrativa y descriptiva que nos hace visualizar cada una de las escenas, poniéndonos en la piel de los personajes, dotándolos de tal realismo que pareciera fuesen a brindar con nosotros en algún instante.

Temperatura de servicio: 16º-18º

La añada elegida está agotada, pero tienen disponible la añada 2018 aunque les aconsejo que la dejen dormir en su botella como si de Hermelinda se tratase el día de su nacimiento. Es ley de vida, los vinos están vivos y como tales debemos proporcionarles el lugar correcto de descanso y a la temperatura adecuada para que después de tanto mimo, podamos disfrutarlos en su pleno esplendor y perfectas cualidades organolépticas.

Les invito a sumergirse en este homenaje a Herminia Junquera, abuela de la autora y figura que según ella misma, iluminó su camino a través de la experiencia.

 

Conozcan los bacillos, a Donato, acudan a la boda de Tomás, al Bautismo de Hermelinda, los sentimientos de celos, los rumores, encuentros inesperados, conozcan a Dorotea, incluso ir de funeral.

Les invito a detenerse en un capítulo muy duro pero que me ha llenado profundamente, el 57, No todos los ojos lloran el mismo día. Una frase muy de  “abuela” y que de manera inevitable me ha transportado a aquellas enseñanzas que la mía propia me daba de adolescente para que relativizase las angustias y no tomase venganzas innecesarias. Incluso asistirán a la historia  de la Riada.

He de dar las Gracias a Inés Gestoso por la generosidad que ha mostrado en esta obra, escrita de forma muy honesta y desde lo más profundo de sus vivencias y recuerdos.

Les recomiendo visiten la tierra Zamorana, uno de los lugares de nuestro país donde se reúne mayor patrimonio cultural y que tanto desconocemos. Lugares maravillosos para disfrutar de la gastronomía, y zona enoturística a tener muy en cuenta. La visita a  esta bodega debería ser más que una recomendación, una obligación.

Llenen sus copas y disfruten de estos cielos de miel, sin perder la dureza del barro que les va a mantener con los pies sobre la tierra durante todo el relato.

Nos leemos muy pronto mis queridos vitivinilectores

Música recomendada:

Siguenos en Spotify

spotify QLMB Qué libro me bebo

Bodega Teso La Monja:

 

Inés Gestoso Sandín

Bodega Teso La Monja

Bodegas Sierra Cantabria

Artículos relacionados

Deja un comentario