15/08/2022

31 | El vino y la vid en la antigua Grecia & Valtuille Rapolao 2014

qué vino me bebo - El vino y la vid en la antigua Grecia & Valtuille Rapolao 2014
Valora este post

El vino y la vid en la antigua Grecia & Valtuille Rapolao 2014

 Qué libro me bebo | Armonía 31

Buenos días mis queridos lectores:

Hoy les presento en esta armonía. El primer libro técnico de los que les iré mostrando a lo largo de esta preciosa aventura que comencé hace poco más de un mes.

Este libro es uno de los más completos sobre el vino y la vid, sobre su historia y cultura. El autor, Salustiano Morala Fernández, nos lo presenta contextualizado en la Antigua Grecia.

En su interior van a poder disfrutar de un catálogo de vinos, menciones literarias de autores como Homero, Jenofonte, Aristófanes, Antífanes y otros muchos conocidos y no tanto. Autores teatrales representativos de los anfiteatros y documentos redactados por los mayores dirigentes del Imperio Griego sobre el fruto de la vid y su cultivo.

Tal vez sea el vino el producto que más y mejor se ha entretejido con la historia de la humanidad al formar parte, desde tiempos muy remotos, de su economía y de sus rituales culturales, religiosos o sociales. Fue objeto de culto de los pueblos primitivos y se le vio como una bebida misteriosa a la que pronto se atribuyó un carácter sagrado, mágico y casi divino. Su consumo, en consecuencia, empezó siendo minoritario, exclusivo y propio de reyes y héroes.

Sería en la Grecia Antigua, al popularizarse y extenderse su consumo prácticamente a todas las capas de la sociedad helena, donde podríamos decir que el vino se “democratizó” convirtiéndose en un elemento indisociable de su cultura y civilización.

El presente libro ofrece unos catálogos bastante completos de las vides y de los vinos que existieron en la Antigua Grecia, toca y analiza en un lenguaje sencillo y ameno, todos los aspectos relacionados con la vid y el vino en la Grecia de aquellos tiempos: el inicio de la vitivinicultura, los sistemas de cultivo de la vid, las técnicas que existían de vinificación y envejecimiento de los vinos, los recipientes y vasos en los que se elaboraba, criaba y se bebía el vino e incluso, las formas de beberlo y los tópicos más usuales que circulaban en la sociedad griega antigua en torno a él. Y, desde luego, la importante presencia que el vino tuvo en todo tipo de eventos sociales, culturales o religiosos así como en la medicina, la farmacopea, la perfumería o la economía. Además, proporciona de una forma ordenada, sistemática y casi exhaustiva las referencias que sobre estas cuestiones pueden hallarse en la literatura grecolatina que ha llegado hasta nosotros.

El autor, Salustiano Morala Fernández  es economista, licenciado y doctor en Filología Clásica y buen conocedor de la enología moderna. Nacido en un pueblecito de Castilla y León, es, como él mismo suele decir, hijo de una cultura y una sociedad agrarias de subsistencia muy similares probablemente a las de la Grecia de hace veinticinco siglos.

qué vino me bebo - El vino y la vid en la antigua Grecia & Valtuille Rapolao 2014

 

Lo cierto es que armonizar este compendio sobre vino es muy difícil porque podrían encajar cientos de vinos de nuestro país, ya que conservamos ese halo cultural de nuestra tradición grecolatina en el cultivo, y recipientes de elaboración y crianza que nos legaron de aquellos tiempos y que de nuevo han resurgido como elementos de vinificación actuales. (ánforas, tinajas, fudres, etc.).

En esta ocasión he elegido un vino bierzano en deferencia al propio autor y a su región de origen puesto que, él mismo identifica la cultura Griega con las costumbres y quehaceres de su propia  tierra. Un sentimiento de arraigo que no ha pasado desapercibido para mí.

El vino es Valtuille Rapolao 2014 elaborado por Raúl Pérez, considerado uno de los mejores enólogos del mundo. Si hay algo que caracteriza los vinos que elabora este bierzano es el propio viñedo del que proceden y según el mismo denomina, su “sencilla complejidad”. La Bodega no es en sí  al uso. Viñedos, marcas, tipos de uva,  tipos de vino…, todos ellos son datos cambiantes en función de la naturaleza y de la creatividad de su creador, bodeguero y enólogo.

Es un vino tinto de producción limitada (apenas 1.000 botellas), elaborado de variedades como Mencía 98%, Estaladiña 2%, Garnacha tintorera, Sousón.

En nariz de carácter herbal entremezclado con notas terrosas que identifican el terruño e identidad propia de la parcela de la que proceden.

En boca percibimos  algunos taninos de grano fino. Equilibrado,  sabroso y largo, con todos los elementos que precisa para desarrollarse y evolucionar en botella, con una longevidad de unos 12 años si se conserva en condiciones óptimas.

Las uvas procedentes de viñas de unos 80 años, influenciadas por un clima Atlántico-Continental que le otorga esa frescura y deliciosa acidez para perdurar. Fermentación  en fudres  y crianza en barricas de roble francés durante 12 meses.

Un paseo por la historia de nuestra cultura vitivinícola amplia y profunda que queda armonizada con la complejidad y ligereza de este fantástico vino. Realmente aún no he probado vino a despreciar realizado por las manos prodigiosas de este enólogo. A veces da a pensar que realiza magia  y que mezcla las variedades de forma intuitiva. Hace sencillo y posible, lo complejo e imposible para otros muchos elaboradores.

Creo que esta armonía forma pareja perfecta y se complementan desprendiendo esa magia que sólo estos autores podrían trasladar al lector.

Este es uno de esos libros que todos los amantes del vino deberían tener. Podemos encontrarlo en librerías especializadas o en ABADA Editores.

Los vinos elaborados por Raúl Pérez tienen reconocimiento a nivel mundial, posicionando la región de la que proceden a la cabeza de elaboración de vino de calidad de nuestro país. Sin duda recomendarles la visita al Bierzo y a su gastronomía es una obviedad dadas las circunstancias y les aseguro que van a quedar fascinados por ella. Una comarca con 38 municipios de los que les destaco: Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Molinaseca, Las Médulas, Cacabelos, Vega de Valcarce, Peñalba de Santiago, por la calidad en cuanto a Patrimonio Cultural y gastronomía local.

Sin duda difícil elección entre ellos, pero les facilito al menos la lectura y un excelente vino. Espero lo disfruten de la misma manera que lo hago yo cada vez que repaso sus páginas a cada sorbo, pues este es uno de los libros que no dejo de beberme.

Hasta la próxima armonía. Seguimos bebiendo libros para ustedes.

Música recomendada:

 

 

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario