15/08/2022

13 | El último barco & Divina Clementia

13 el ultimo barco | Divina Clementia
Valora este post

El último barco & Divina Clementia

Qué libro me bebo | Armonía 13

Buenos días, mis queridos lectores:

Hoy les traigo una de las novelas policíacas que más me han impresionado en años.

Quizás Domingo Villar, no es de los autores más populares o conocidos, pero creo que se ha consolidado como uno de los mejores escritores de este género que he leído en mi vida. Les aseguro que no soy de esas personas que dicen leer, soy de las que lee de verdad. De esas chifladas que leen dos o tres libros a la vez, y de temáticas diferentes para no confundir personajes y hacer cochifritos mentales, editando una historia paralela a los mismos.

Domingo Villar Vázquez
Domingo Villar Vázquez – Foto Ediciones Siruela

Supongo que el insomnio que me acompaña desde hace casi un año ha acentuado este problemilla que me acucia desde la niñez.

El último barco

Hoy les traigo un nuevo caso para el Inspector Leo Caldas. Muchos conocimos sus anteriores peripecias en títulos como «Ojos de Agua» y » La playa de los ahogados»…

La hija del Doctor Andrade vive en una casa pintada de azul, en un lugar donde las playas de olas mansas contrastan con el bullicio de la otra orilla. allí las mariscadoras rastillan la arena, los marineros lanzan sus aparejos al agua y quienes van a trabajar a la ciudad esperan en el muelle la llegada del barco que cruza cada media hora la ría de Vigo.

Una mañana de otoño, mientras la costa gallega se recupera de los estragos de un temporal, el inspector Caldas recibe la visita de un hombre alarmado por la ausencia de su hija, que no se presentó a una comida familiar el fin de semana ni acudió el lunes a impartir se clase de cerámica en la Escuela de Bellas Artes y Oficios.

Y aunque nada parezca haber alterado la casa ni la vida de Mónica Andrade, Leo Caldas pronto comprobará que, en la vida como en el mar, la más apacible de las superficies puede ocultar un fondo oscuro de devastadoras corrientes.

El País ha planteado la vinculación del autor con el fenómeno editorial que ha provocado y cuestiona cuál es su secreto. Sin duda alguna es la creación de un mundo propio dentro de la novela negra; un mundo con su tiempo y espacio determinados, laberintos y misterios que provoca en el lector que lo descubre el placer por habitarlo.

Es como degustar el aroma de un vino nuevo fermentado en la bodega de la mejor literatura de intriga.

13-el-último-barco-y-divina-clementia

 

Divina Clementia

Para armonizarla nada mejor que un vino hecho a la medida como el perfecto traje del mejor sastre.

Divina Clementia es un vino que nace fruto de la colaboración entre Raúl Suárez, Pedro Pérez de Adegas Guimaro y la asesoría técnica de Luis Buitrón.  Proviene de dos parcelas de viñedos viejos en los que las edades de las plantas oscilan entre los 50 y 70 años plantadas en socalcos sobre suelos de pizarra y de esquistos y situadas en la D.O. Ribeira Sacra (Galicia) a 320 metros de altitud. Los rendimientos son muy reducidos.

Según informa la bodega se realiza una selección manual racimo a racimo antes del despalillado. Fermenta con levaduras autóctonas en depósito de acero inoxidable a temperatura controlada. La fermentación maloláctica tiene lugar en el mismo depósito y posteriormente el vino tiene una crianza de seis meses en una barrica nueva de roble francés. Sólo se han elaborado 300 botellas de este buen vino. Esta que les traigo es la 064/300.

Divina Clementia debe su nombre a la Mencía -su principal variedad-. CLEMENTIA es la diosa romana del perdón y la benevolencia y, en honor a esta deidad, recibe su nombre la mejor uva tinta de Galicia y del Bierzo.

Ofrece unas excelentes posibilidades de maridaje. Su frescura permite compensar platos contundentes y acompaña también a la perfección comidas ligeras en los días cálidos gracias a su buena acidez.

Nada más contundente que la última mirada de una víctima a su verdugo antes de morir. Alguna de ellas, de las que nos relata este autor pudieron pedir Clemencia por su vida sin obtenerla y por ello, el inspector Leo Caldas será el que luche por darles la paz y benevolencia que no consiguieron en manos de quienes se la arrebataron.

La cata

Fase visual: Rojo picota con ribete violeta, capa media-alta y lágrima abundante y densa. Digno acompañamiento de aquellas escenas que nos trasladan visualmente a la escenografía y paisajismo de los acontecimientos relatados por el autor.

Fase olfativa: Intensidad media-alta. La armonía entre la madera y la fruta está plenamente conseguida. Aromas a frutas rojas -arándanos-, palote de fresa, pizarra, tostados del roble, caramelo, especias -canela, nuez moscada, vainilla-, naranja ácida, etc.

En muchas de las escenas, incluso de las localizaciones, podemos llegar a captar esos aromas a mar, a pizarra, a las especias y a esa acidez propia de la costa gallega.

Fase gustativa: Divina Clementia 2012 es concentrado en boca, posee un cuerpo medio-alto y destaca por su buena acidez. Excelente integración del alcohol. Agradable textura, sabroso y persistencia media. Postgusto en el que predominan las notas cítricas y los ahumados del roble.

 

Conclusión

Es un vino que acompaña a la lectura vorazmente. hasta la última página. Siempre que he tenido ocasión de hablar con Raúl Pérez le he dicho siempre lo mismo. Raúl, este tipo de joyas entiendo que no las hagas en botella de litro, pero a mí me matas.

Espero que la lectura les sea tan endiabladamente apasionante como siempre que leo algo de Domingo Villar, me ocurre a mí.

Si tuviera la oportunidad de hablar con el autor, le diría algo parecido a lo que le pregunto al enólogo. ¿Por qué haces que todo se haga tan corto, pese a estas 707 páginas?

Les recomiendo no se pierdan ninguna de las tres y que acompañen cada una de ellas con el mejor de los vinos posibles. Yo estaré recomendando el que para mí forma la pareja perfecta para cada uno, y así haga encajar la pieza para que el puzle sea completado.

Hasta la próxima armonía, mis queridos lectores.

Música recomendada:

Artículos relacionados

Deja un comentario