14/08/2022

Emprendimiento en restauración

Valora este post

Emprendimiento en restauración

 Gestión | 1ª Historia

 

Qué mejor día para hablarles de emprendimiento. Sí, he dicho emprendimiento, nuevo proyecto, aventura; locura, al fin y al cabo.

Doble en este caso pues también hoy arranca nuestro nuevo proyecto: newsgourmet.es, pero de esto les hablaré más adelante.

Cada vez que termino cualquiera de mis formaciones, registro en mi agenda (de papel, por supuesto) fecha de conclusión y horas impartidas. En estos últimos 5 años el acumulado se eleva a más de 5.500 horas y este último año se ha llevado el récord con creces.

No hay cansancio ni fatiga cuando tu pasión es tu trabajo, solo nuevos aprendizajes y experiencias cada día. Y siempre, siempre, ansia de conocimiento para ser mejor cada día.

Durante estos, casi, 30 años de experiencias, he tenido que emprender varias veces; y solo la primera vez inicié de pie y con ganas de zamparme el mundo de un bocado; acababa de dejar un buen puesto y mucho aprendizaje, un buen jefe que no me dejó promocionar fue la consecuencia y un reto apasionante: Mi primer emprendimiento. Pero eso es otra historia.
Las siguientes veces que me toco emprender, lo hice después de levantarme magullado, y eso, créanme si que es un reto, porque en los primeros pasos duele hasta el alma.

Uno de los peores momentos fue cuando, con 42 años, pensé que, con mi experiencia, mi cv, mi actitud y mi predisposición, podría encontrar alguna oportunidad por cuenta ajena. Choqué con una negativa tras otra, las que más dolieron, estaban del lado de muchos a los que había proporcionado buen rendimiento en otro tiempo.

En ese punto, me dije; tienes algo que nadie te puede copiar: actitud y talento. Solo quedaba marcarse un propósito y luchar por ello. Mi padre siempre me dijo que solo aquello que cuesta se valora y disfruta, ahora se lo oigo a muchas personas con gran sabiduría y pienso, que tío mi padre, como ha sabido escuchar.

Hoy me despediré de mi última promoción de Dirección en Restauración y les voy a animar a mis alumnos a que emprendan en restauración. Y no, no estoy tropezando por tercera vez en este artículo. Les explico.
La restauración es emocionante, engancha, apasiona, te hace llorar, reír, sufrir, te cansa, te hace sentir orgulloso, a veces ganas, otras pierdes. Metido en una cocina no sientes que pasa el tiempo fabricando emociones y en sala, la sala es el teatro de los sueños; que satisfacción más grande ver la cara de un cliente cuando está degustando los mejores callos con garbanzos de su vida. La gastronomía elevada a una categoría celestial.

Conseguir esto, no es fácil. Todo pasa por un análisis, la definición de una misión y la puesta en marcha de una estrategia con la mejor táctica.

Clientes hay, solo tienes que buscar el tuyo. Puedes hacerlos venir a tu restaurante, pero eso depende de tu oferta gastronómica, y al principio no es tan fácil acertar.

Allí donde haya clientes solo tienes que plantear una oferta gastronómica con la que disfruten, unos llegarán el primer día y se quedarán, otros serán reticentes, pero les aseguro que, si dan bien de comer fidelizarán al cliente.

Este paso es el que más cuesta, porque hay que investigar, preguntar, visitar a la competencia, hacer números; es decir, validar tu idea de negocio.

Una cosa les digo, si son capaces de crear una oferta diferenciada y que aporte valor, el éxito será más fácil.

Los números son importantes, deben cuadrar, y para ello, debemos hacer las cuentas todos, todos los días. Hoja de caja, Excel, tpv o software de gestión, con cualquier herramienta se puede evaluar y tener al día los ingresos, los gastos y sobre todo la tesorería.

Aunque de primeras no podamos desarrollar el mejor plan de marketing, también les puedo asegurar que, en restauración, el boca a boca es el principio. Si no sabemos fidelizar a los primeros 10 clientes, si vienen 100 te dará lo mismo.

Y, por último, hay dos modos de emprender, con o sin financiación. Yo me quedo con la segunda, da mucha tranquilidad. Nunca empezar pensando en invertir lo que tienes sino, pensar en lo que necesitas siendo objetivo. Si no podemos invertir, la solución es buscar un local pequeñito con un alquiler apropiado y adaptarte a él. Si lo hacen bien, en dos años podrán crecer.

No, no he obviado la realidad, la hostelería lo está pasando mal, muy mal. Nadie nos dijo que esta vida fuese fácil, hay que luchar cada día, pero con conocimiento.
Un conocimiento que me conduce a varias reflexiones, pero hoy no es el momento.

Lo que si que tengo claro es que si nos quejamos no avanzamos, la negatividad no aporta soluciones, prefiero pensar en la solución y no en el problema. Claro que ahora en tu zona, en tu ciudad, quizás no sea el momento más oportuno, pero mientras, puedes formarte, analizar posibilidades y prepararte. La formación puede ser un paso previo fundamental para cumplir esa misión y desarrollar el talento que llevas dentro. Búscalo y demuéstrate que eres capaz de desarrollar un nuevo proyecto.

Hoy el equipo de Teaching Gourmet comienza una nueva andadura en un sector que nos gusta, no apasiona y sigue emocionándonos, la gastronomía. Mediante una plataforma de noticias: www.newsgourmet.es.

No dirigiremos a todos ustedes con temas de actualidad, formación y gestión.

Nuestra misión será mostrarles lo mejor de cada tierra para ver, comer y beber; siempre con la armonía como punto de unión y como nuestro mayor valor añadido.

De la mano y la pluma de Eva Garbar De Lara, experimentarán las mejores sensaciones de una copa de vino a través de las páginas de un libro.

Qué libro me bebo

Si me permiten, me gustaría mostrar mi agradecimiento a Alex, amigo y compañero fiel durante tantos años. Por aguantarme, sufrirme, acompañarme en los peores momentos y disfrutando los buenos, por ser y estar y sobre todo por intentar sorprenderme cada día. ¡Te quiero crack!

Gracias a todo el equipo de Teaching Gourmet por hacer todo esto posible y a todos los que de una u otra manera nos habéis ayudado a llegar hasta aquí.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario