25/10/2021

Creando valor cuidando de tu equipo

Creando valor cuidando de tu equipo,

el mejor recurso

El cambio real que te conducirá al éxito

 

Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a realizar un ejercicio de introspección para hablaros de la gestión de equipos en el restaurante.

Sí, sin duda es el mejor recurso de que dispone un restaurante para satisfacer al cliente y conseguir que este viva un experiencia gratificante e inolvidable; el recurso humano.

Hay empresas y gestores que creen que el personal es una carga, un pasivo. Una cifra que al final de mes estresa la gestión convertido en nómina.

En momentos de crisis es la primera cifra que se reduce, bajan las ventas y como un resorte el empresario decide aligerar peso prescindiendo de personal. Hace ya más de un año, la pandemia mandó a casa a miles de trabajadores con un modelo de transporte nuevo: el ERTE; bueno, la pandemia no, un acuerdo a varias bandas entre la administración, la patronal y los sindicatos.

Todo el mundo conoce ya cómo funcionan los ERTE´s y sus consecuencias, sobre todo quienes creen que el conocimiento se puede encontrar en las redes sociales y en “san Google”; pero lo que mucha gente no sabe es, como han vivido esos momentos y las penalidades que han sufrido gran parte de personas al perder su trabajo. Meses y meses sin recursos, sin noticias de sus empresas, sin información clara de como era su situación, con la incertidumbre como desayuno.

Me consta que ha habido empresas que han creado grupos de comunicación para mantener un hilo de esperanza que alentara el ánimo del equipo cada mañana, incluso les han adelantado cantidades económicas que paliasen sus carencias mientras llegaban las transferencias por derecho merecidas.

La gestión eficiente de un equipo implica que el foco esté en aquellos que necesitan más ayuda, ya sean de manera individual o colectiva.

Desde que nacemos necesitamos que nos cuiden, y ese cuidado lo necesitamos siempre, no se cuál es la razón por la cual llega un momento en la vida que evolucionamos de manera inercial, cierto es que nos gusta volar solos, lo reconozco. Pero parece que cuando uno es, más o menos mayor, se supone que uno puede cuidarse por si mismo. Eso no es cierto. En todos los grados formativos debería ser necesario enseñar a cuidar a las personas, porque cuando cuidas a alguien tienes una persona cuidada y cuando no lo haces tenemos una persona deteriorada.

Equipo humano teaching gourmet

¿Cómo deterioramos a las personas que forman equipos de las empresas del sector?

Os presento algunas respuestas:

  • Jornadas interminables y mal retribuidas.
  • Contratos fantasmas que dicen que a una hora no está en el curro, pero estás.
  • Carga de trabajo excesiva.
  • Nula o escasa formación para entender como desarrollar mejor tu trabajo
  • Contrato de ayudante de camarero para realizar funciones de jefe de rango.
  • Nada de equipamiento, tu traes tu chaquetilla.

Insisto, el foco lo pongo donde existen necesidades.

En una ocasión un conferenciante, consultor experto y afamado, al ser preguntado qué hacer con el personal conflictivo respondió: lo echamos y se acabó el problema. Me levanté y abandoné la sala.

Entender que no haga referencia al promotor del evento que, además, presume de tener muchas ideas para el sector de la restauración.

 

Equipo humano teaching gourmet

Cuidar es la mejor inversión que podemos realizar en nuestro restaurante.

 

¿Cómo podemos gestionar este recurso?

Hablando, el 50% de las cosas que se ven, se pueden cambiar.

Las emociones y el entendimiento son recursos con un potencial infinito para gestionar nuestro equipo, personas que sienten, sonríen, lloran, se apasionan.
Cocinemos el afecto y contribuyamos un poquito a la satisfacción de nuestros clientes y EL EQUIPO, las personas más importantes de nuestro proyecto.

Y recuerda, si no sabrá como empezar, no humilles, no ridiculices, no obligues a hacer, evita heridas innecesarias y agravios comparativos. Seguro que este es un comienzo interesante.

 Te gustaría probar cosas diferentes; si puedes, hazlo.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario