25/10/2021

El Molino de Helí

Molino de Helí - Mora - Toledo

El Molino de Helí

Lo mejor de cada tierra para ver, comer y beber

Mora – Toledo

 

Molino de Helí
El Molino De Helí – Mora – Toledo

 

La Armonía 36 de nuestro “Qué libro me bebo”, nos transporta a Mora, gracias a la lectura del libro Culito de rosa de Francisco Marcos Herrero. Un monólogo áspero y tierno, dónde la bella Agustina narra su propia vida a su hijo Culito de rosa.

Primero el libro o el vino. Cómo se crean las armonías libro&vino, es la duda que su autora, Eva Garbar De Lara, nos descubrirá algún día. Sabemos que estuvo en Mora y descubrió la Bodega Anviba, prueba evidente de ello es el vino armoniza: Arenas 2019.

Quisimos comprar unas botellas, así que a la bodega nos dirigimos. Nos recibe Angel, que diligente y con ilusión nos cuenta su proyecto; poco después se une Angel, su hijo, quien nos aporta el resto de detalles que buscábamos: hacemos el vino que tal y como a nosotros nos gusta, aprovechando unos recursos naturales fabulosos.

Momento tan singular, solo podíamos celebrarlo disfrutando de una buena comida.

 

El Molino de Helí

Nos dirigimos a El Molino de Helí.

Nada nos hacía imaginar los secretos que atesoran sus paredes. A la entrada nos recibe una hermosa escultura del ingenioso hidalgo D. Quijote de la Mancha y una leyenda: Arroces y cucharas.

El arroz nos gusta, pero la cuchara nos vuelve locos, sobre todo si las viandas tienen la banda sonora del chuf-chuf.

Las expectativas son grandes, más cuando nos acomodan cerca de la chimenea; estamos rodeados de tradición.

El recibimiento es atento y cordial, siempre adornado con la simpatía.

Molino de Helí - Mora - Toledo
Callos

Cantan de viva voz su oferta, varía cada día nos dicen; y de repente escucho: hoy tenemos callos. Un resorte automático puso en marcha mi boca y levantando además mi mano me apunte a ellos. Como segundo puse mi ojo en las carrilleras previa recomendación.

Molino de Helí - Mora - Toledo
Carrilleras

El resto de la oferta quedaba controlada, convencí al resto de comensales que me acompañaban de que eligiesen platos diferentes.

Uno tras otro, iban llegando platos rebosantes con aroma a tradición y plenos de sabor; quedaban sobrepasadas las expectativas iniciales, y de qué manera.

Si la cocina maneja bien el chuf-chuf, con los arroces no se quedan atrás. Me gustó el detalle de las paellas individuales, no es necesario pedir arroz para dos, eso posibilita probar diferentes tipos o satisfacer al comensal único, tan menospreciado en muchos locales.

Molino de Helí - Mora - Toledo

 

Los callos fabulosos, textura sedosa, punto de cocción perfecto y un intenso sabor con el toque de picante justo que aporta el pimentón. Retrogusto suficiente como para trasladarnos al paraíso, inolvidables. La carrillera es su punto de cocción y una salsa donde la reducción del fondo se hace con rigor; algo que no comprenden en muchos restaurantes.

 

Molino de Helí - Mora - Toledo
Lasaña de verduras

 

Aún quedaba la ronda de probar el resto de los platos. Al contrario de lo que están pensando, no caté ninguno; me limité a guardarlos en la memoria del teléfono, quiero volver al Molino de Helí y disfrutar de toda su cocina en su máxima expresión.

 

Molino de Helí - Mora - Toledo

 

En unos días volverán a abrir las puertas del molino y yo estaré allí para gozar y disfrutar una y otra vez de su gastronomía.

Cocina tradicional con cariño, sabor y enfocada en el cliente.

Un teatro de los sueños donde el juego de platos es el protagonista, reserven sus entradas, el espectáculo está a punto de comenzar.

Molino de Helí - Mora - Toledo

El Molino de Helí – Mora – Toledo

Artículos relacionados

Deja un comentario