14/08/2022

Sandra Aza presenta su novela, Libelo de sangre, en el Centro Riojano de Madrid

Valora este post

Sandra Aza presenta su novela, Libelo de sangre, en el Centro Riojano de Madrid

Buenas tardes, mis queridos lectores:

La semana pasada tuvo lugar la presentación de la novela de la escritora madrileña Sandra Aza, “Libelo de Sangre”. El evento tuvo lugar en el Centro Riojano de Madrid ante un reducido y exclusivo aforo de asistentes, representantes de medios de comunicación, amigos y allegados de la autora.

Un edificio señorial – Premio Nacional de Arquitectura 1923- situado en pleno centro de Madrid, en la confluencia de las calles Serrano y Hermosilla. En él se desarrollan diversos eventos culturales, con especial atención a aquellos relacionados con el arte, la literatura y la cultura del vino y la gastronomía.

La ceremonia inaugural del acto corrió a cargo del presidente del Centro, D. Jose Antonio Rupérez Caño.

Emilio del Río Sanz

La presentación de la autora y la novela ha sido realizada por D. Emilio del Rio Sanz.

Emilio del Río Sanz | Que libro me bebo | Libelo de sangre

Nace en Logroño y es profesor titular de la Universidad de la Rioja y Doctor en Filología Latina por la Universidad complutense. Asimismo, desde 2012 es colaborador del programa No es un día cualquiera (RNE) con la sección Verba Volant dedicada al latín y a la cultura clásica.

Ha sido Senador en la VII legislatura y diputado por La Rioja  durante la XI y la XII legislatura. En 2019 el Estado le concedió la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, BOE 15, junio, 2019 «por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación en el mundo clásico».

Desde julio de 2019 es director general de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid.

Premios

Por su labor en el Congreso ha recibido los siguientes premios:

  • Premio 2019 de la Unión de Actores de España por su labor como ponente del Estatuto del Artista​
  • Premio 2020 de la entidad de gestión de los productores de cine, EGEDA, como ponente del Estatuto del Artista.

Obras

Cuenta con numerosas obras tales como:

  • Index uerborum y concordancia de las Declamationes Maiores y de las Declamationes minores atribuidas a Quintiliano, Instituto de Estudios Riojanos, 1990.
  • Quintiliano. Historia y actualidad de la Retórica, (eds.) Tomás Albaladejo, Emilio del Río, José Antonio Caballero, Logroño, Instituto de Estudios Riojanos, 1998.
  • Quintiliano y la formación del orador político, (eds.) Tomás Albaladejo, Emilio del Río, José Antonio Caballero, Logroño, Instituto de Estudios Riojanos, 1998.
  • Retórica hoy, Tomás Albaladejo, Francisco Chico Rico, Emilio del Río (eds.), Alicante, Universidad de Alicante, 1998.
  • Séneca en el Escorial, Emilio del Río y J. Fernández, Ediciones Complutense, Madrid, 2018.
  • Latín Lovers (La lengua que hablamos, aunque no nos demos cuenta), 2019.

Es fundador de la Colección Quintiliano de Retórica y Comunicación, en 1996, que edita el Instituto de Estudios Riojanos, y que en 2019 llevaba 19 títulos publicados.

 

ACERCA DE LA AUTORA

Sandra Aza es abogada y ejerció el derecho durante años antes de ingresar en la Comunidad de Madrid, donde trabaja en la actualidad.

Qué libro me bebo | Sandra Aza | Libelo de sangre

Aunque es una apasionada de la historia y se declara enamorada de Madrid, siempre dedicó sus letras a redactar escritos judiciales. Libelo de sangre es su primera novela y el resultado de una singladura que ya tiene un largo camino tras de sí y que hoy por fin ha tocado puerto.

 

SINOPSIS OFICIAL

Libelo de Sangre | Sandra Aza | Que libro me bebo

Madrid, invierno de 1620.

La felicidad del matrimonio formado por Sebastián Castro, un reputado escribano de la Villa, y Margarita Carvajal se tambalea cuando ambos se convierten en los principales sospechosos de un libelo de sangre: querellas que culpan a los judíos de sacrificar a niños cristianos para recolectar su sangre y cuya jurisdicción compete a la Santa Inquisición.

Con la hoguera cerniéndose sobre ellos, su hijo Alonso, un muchacho de trece años, inicia la búsqueda desesperada de un modo de salvarlos, propósito que lo arranca de su cálida existencia y le muestra las hieles de la vida.

Pese a todo, tres faros prenden luz en las umbrías de su infortunio: amistad, esperanza y un sueño. La amistad se la brindan Juan y Antonio, dos pícaros vagabundos. La esperanza late en una bolsa llena de dinero que parece manejar los hilos del destino. Y el sueño le aguarda en la universidad, donde planea estudiar Leyes, convertirse en abogado y ejercer un derecho capaz de impedir que personas inocentes como sus padres sufran los rigores de la injusticia.

Libelo de sangre es una fascinante historia de amor y amistad ambientada en el Madrid del Siglo de Oro, una vibrante pero sombría época en la que, mientras la fe en Dios encendía corazones, los delitos contra ella encendían hogueras

RESEÑA QUE NOS TRAE LA AUTORA:

En esta novela, la autora nos traslada a la primera mitad del siglo XVII, en pleno Siglo de Oro de Madrid, convirtiendo a la capital en protagonista inesperado de la obra.
Todo comienza con un parto, en 1620. Sandra cuenta la historia de un matrimonio feliz y agradecido a la vida por cuantos dones disfrutaban, hasta que el infortunio llamó a su puerta en forma de Santa Inquisición.

La conocida como Calumnia de sangre, era la acusación vertida sobre los ciudadanos judíos en la que el delito denunciado era la utilización de la sangre cristiana para sus rituales y ofrendas celebradas en las festividades religiosas de la fe que profesaban. La mayoría de tales crímenes recaían en infantes, donde aparecían carentes de órganos, principalmente el corazón.

Esta obra de magistral pluma nos acerca a la época como pocas otras han sido capaces de hacer. Costumbrista desde el inicio, Sandra muestra personajes que recorren la trama acompañando al verdadero protagonista, Alonso Castro, un niño de trece años que se ve abocado a hacer cuanto estuviese en su mano para salvar a sus padres de una ejecución casi segura, detenidos por tal acusación. Él mismo es víctima por extensión de esta y por tanto forzado a buscar la verdad.

Su hermano pequeño es entregado por Alonso en la inclusa ya que no podía alimentarlo, asunto que le atormentará durante todo el periplo al que nos invita la autora.

Aza nos traslada al Madrid del siglo de Oro, a sus calles y plazas, a la historia que cuaja cada rincón de la ciudad y por la que se confiesa enamorada incondicional.

Cuenta en su presentación cómo se encuentra a sí misma durante el proceso de creación de esta obra y cómo se ve obligada a documentarse exhaustivamente en cuestiones de las que se creía conocedora. Explica como escribir Libelo de Sangre ha supuesto para ella una lección y una elección. Lección de humildad continua y elección de una vida de la que confiesa no hay retorno.

En cuanto a la lección la divide en tres fases:

  • Antes: No cumplió el tiempo en el que prometió a editorial que lo finalizaría, ya que propuso un año y le ha llevado cuatro largos.
  • Mientras: Se creía sabedora de la historia de Madrid y se imaginó siendo “Almirante” de un navío del que descubrió ser tan sólo el “grumete”.
  • Familia y conciliación: Las musas son de tornadiza apariencia y no entienden de horarios y su interpretación, no conocen el orden de valores establecidos en un hogar ni en la familia o amigos, transforman al escritor en un ente atrapado en una fiebre enfermiza por seguir escribiendo. Confiesa que estuvo irremediablemente sometida a las letras de una forma muy apropiada y poética para tal evento, “tuve soles no vividos y lunas no dormidas”.
  • Redes sociales: Libelo de Sangre nació en plena Pandemia. Aza cuenta cómo por aquel entonces no disponía de ninguna cuenta en Redes Sociales ya que llevaba los últimos cuatro años viviendo en el Madrid del siglo XVII.

Con relación a la elección:

  • Decidí vivir en un mar de letras. Cuatro años y mucho aprendizaje llevó a la autora a encontrarse y conocerse a sí misma como antes nunca hizo. Salió a conquistar un sueño y fue el sueño el que conquistó para siempre a Sandra Aza.

Esta obra es un canto a la libertad de conciencia y condición humana, a la amistad personificada en dos trúhanes, Juan y Antonio que ayudarán a Alonso en sus pasos callejeros. Una historia de Esperanza para el joven, tras el hallazgo de una bolsa de dinero, y un gran sueño. Poder llegar a la Universidad y aprender cuanto pudiera.

En cuanto a la parte costumbrista, la autora nos pone un bonito ejemplo. Las lavanderas se reunían a orillas del Manzanares a la caída del sol para lavar las sábanas de las casas de la clase burguesa. Los esportilleros aguardaban a llenar sus espuertas (cestos generalmente tejidos con mimbre resistentes para llevar peso). En ellos trasportaban las sábanas recién lavadas y secas a las casas donde trabajaban ellas a cambio de un real (moneda de curso legal de la época). Era u intercambio en el que los unos y las otras establecían relación y surgían romances, lugares donde se realizaban verbenas que perduran hasta nuestros días como las vistillas o San Antonio, lugar donde se ubica uno de los lugares más conocidos de la ciudad “Casa Mingo”, restaurante de comida típica asturiana.

Sandra como buena Cervantina confesa, nos trae esta figura del esportillero que ya hizo famosa el mismísimo Miguel de Cervantes encarnados en los personajes de Pedro Rincón y Diego Cortado, los conocidos como “Rinconete” y “Cortadillo”.

Una novela de antojadizo atractivo cuya clave nos cuenta Emilio del Río Sanz en la presentación que ha realizado magistralmente de la autora y donde ha contextualizado la época para situar a los asistentes a modo de recordatorio.

Aza ha tenido que aprender un lenguaje, el castellano que se hablaba entonces, ya que es con el que queda escrita su obra y con la que ha producido una impronta en mi cerebro cual huella sellada a fuego en piel desnuda.

Esta novela ha sido concebida como una auténtica máquina del tiempo. La autora nos propone viajar a aquel Madrid de Góngora, Lope de Vega, de corralas y verbenas, de aire castizo por el que un día caminó Cervantes, Calderón de la Barca o el propio Rey Felipe III.

Acompañando a la autora u como no podía ser de otro modo, se encontraba su más férreo apoyo. En un plano discreto, al final de la sala desde donde observaba como su esposa se emocionaba al dedicarle las palabras que ha dejado impresas al comienzo de esta novela para dejar constancia de una historia subyacente de amor y sacrificio por la persona a la que se ama, su marido Manuel.

Tras el acto, la autora tuvo la deferencia de firmar su libro a los asistentes que así lo desearon e intercambiar impresiones, proyectando cariño y cercanía.

 

Book Trailer:

 

Artículos relacionados

Deja un comentario